Sector automotor de EE. UU. no da el timonazo esperado

Los precios no suben, pero se venden menos carros nuevos. Internet cambió la publicidad del sector.

Las principales marcas estadounidenses, como Ford, sufren porque el nivel de ventas de autos nuevos no sube.

Archivo Portafolio.co

Las principales marcas estadounidenses, como Ford, sufren porque el nivel de ventas de autos nuevos no sube.

POR:
octubre 04 de 2013 - 01:37 a.m.
2013-10-04

Los estadounidenses cada vez conducen menos kilómetros, y cada vez compran menos carros nuevos a pesar de que los precios prácticamente se han mantenido congelados y que el costo de la gasolina apenas subió 10 centavos por galón, los últimos dos años.

Después de la gran depresión del 2008, el mercado automotor quedó resentido y difícilmente las ventas podrán alcanzar las 17 millones de unidades (sin contar camiones), como ocurrió a mediados de la década pasada.

Así lo estima el Centro de Investigación del Automóvil, con sede en Michigan.

A pesar de la fuerte recuperación lograda en los meses recientes, las ventas de carros apenas serán del orden de los 15,5 millones de vehículos en el presente año, cifra que se modificará muy poco de aquí al 2022.

En contraste, el mercado de los usados bordea los 20 millones de unidades.

Durante el 2012, la guerra de precios no tuvo límite entre fabricantes locales, asiáticos y europeos.

En promedio, un carro de gama baja de General Motor costó 14.599 dólares, contra 14.601 dólares de un Toyota. El promedio de todas las versiones de vehículos vendidos por las tres grandes de Detroit, Ford, Chrysler y GM, oscilo entre los 27.018 y 28.487 dólares.

Las ganancias promedio de la industria se movieron en un rango entre 1.543 y 1.921 dólares por vehículo.

El ensamblaje en plantas de Estados Unidos apenas se acercó a las 10 millones de unidades y el resto fue importado.

A pesar de que la carga laboral cayó drásticamente a nivel local, los fabricantes estadounidenses continuaron ampliando sus líneas de montaje en México.

Pasando la frontera, el promedio del salario era de casi 4 dólares la hora, contra cerca de 35 dólares en los centros de producción tradicionales.

El mercado de vehículos livianos nuevos manejó cifras del orden de los 676.000 millones de dólares en el 2012, inferior a los registros del 2005.

No obstante, los presupuestos de publicidad se han mantenido fuertes, y no caen del nivel de los 7.000 millones de dólares por año. Pero en la actualidad se invierten de manera diferente: los medios escritos que hace 10 años acaparaban el 48 por ciento, ahora solo representan el 17 por ciento.

Germán Duque

Miami

Siga bajando para encontrar más contenido