Sector inmobiliario en Londres, ¿refugio de dinero sucio?

Se han invertido más de 150.000 millones de euros en este sector en Gran Bretaña procedentes de paraísos fiscales.

Los precios de la vivienda han aumentado en Londres un 26 por ciento en un año.

EFE

Los precios de la vivienda han aumentado en Londres un 26 por ciento en un año.

Internacional
POR:
agosto 01 de 2014 - 12:44 p.m.
2014-08-01

El sector inmobiliario londinense podría haberse convertido en "refugio para el dinero sucio del mundo entero", dice este viernes el diario Financial Times.

Este hallazgo, resultante de los análisis de los registros de la propiedad inmobiliaria, muestra que cerca de dos tercios de las 91.248 empresas extranjeras propietarias de bienes raíces en Inglaterra y Gales poseen bienes en el gran Londres.

La misma proporción de estas firmas son propiedad de estructuras basadas en paraísos fiscales en el extranjero, en particular en las islas Vírgenes y las islas anglonormandas (Jersey, Guernesey), precisa el diario económico británico.

La fuerte subida de los precios de la vivienda en Gran Bretaña, en parte alimentada por las inversiones extranjeras que consideran al sector inmobiliario británico como un refugio para su dinero, ha provocado en los últimos tiempos el temor a que se cree una burbuja inmobiliaria.

Los precios de la vivienda han aumentado en Londres un 26 por ciento en un año mientras que en el conjunto del país subieron 11,5 por ciento, anunció en julio Nationwide, el mayor financista del Reino Unido.

En Londres, donde el precio medio de una vivienda se sitúa en 480.000 libras (590.000 euros), 70 por ciento de los apartamentos nuevos en el centro de la ciudad se han vendido a extranjeros, al igual que el 50 por ciento de los apartamentos de más de un millón de libras, según la agencia inmobiliaria Savills.

Para calmar el entusiasmo de los extranjeros que amenaza con transformar las viviendas en refugios vacíos para sus inversiones, el ministro de Finanzas George Osborne anunció la introducción a partir de abril de 2015 de un impuesto sobre las plusvalías para los no residentes.

AFP