Seis meses necesitaría Venezuela para abastecer sus mercados

El ministro de Economía de ese país admitió que tardará un tiempo en producir y distribuir alimentos por cuenta de la escasez. 

Venezuela, cuyo dato más reciente del Banco central es de agosto, muestra un acumulado anual de 63,4%. Los analistas estiman que
Internacional
POR:
efe
mayo 11 de 2016 - 03:26 p.m.
2016-05-11

El vicepresidente para el Área Económica de Venezuela, Miguel Pérez Abad, aseguró este miércoles que en unos seis meses se estabilizará todo el sistema de producción y distribución de alimentos para atacar la crisis de escasez y desabastecimiento que golpea al país desde hace más de dos años.

“Los resultados los vamos a empezar a obtener de manera inmediata, hemos planteado seis meses para estabilizar todo el sistema de producción y distribución, compromiso que hemos hecho público”, dijo Pérez Abad en rueda de prensa.

“Estamos estableciendo un cronograma de seis meses pero estamos actuando todos los días”, insistió.

El funcionario aseguró que se ha incrementado la producción de víveres y agregó que la semana que viene se activará un nuevo sistema de distribución de alimentos.

“En puertos tenemos unos cuantos millones de toneladas (de alimentos) que están haciendo su proceso para el ingreso a Venezuela”, dijo.

Además indicó que el Gobierno va a supervisar “de manera permanente” el crecimiento de la producción de alimentos y que si bien los precios de los productos seguirán bajo el control del Estado también se controlará que esos artículos “aparezcan” en los anaqueles de los mercados.

“Que exista también un compromiso de elevar la producción y de mejorar la eficiencia en los canales de distribución, no es solamente colocar precios para que después los productos no aparezcan”, dijo.

Desde hace más de dos años, Venezuela pasa por una severa crisis de escasez de productos básicos que incluyen alimentos, artículos de higiene y limpieza, así como medicamentos y materiales quirúrgicos que se ha ido agravando.

Muchos de esos productos, sin embargo, se consiguen a través de revendedores y ventas clandestinas a precios que pueden llegar a ser hasta diez veces más altos que los controlados por el Gobierno.

“A nuestro pueblo la máxima confianza en la revolución bolivariana, en nuestro gabinete y en nuestro presidente (Nicolás Maduro) que progresivamente vamos a ir quebrando el espinazo a los especuladores, al bachaqueo (revendedores), al acaparamiento y al
contrabando de extracción”, dijo Pérez Abad.