Sequía en EE. UU. no afectará la oferta de granos

Este año bajarán las cosechas en ese país, pero habrá producción récord en otras naciones del mundo.

POR:
agosto 17 de 2012 - 12:12 a.m.
2012-08-17

Aunque Estados Unidos perderá alrededor de 40 millones de toneladas en su cosecha de granos, principalmente de maíz, los mercados mundiales no se verán desabastecidos gracias al buen momento que registran otros países como China, Argentina, Brasil y Ucrania.

Los últimos cálculos, realizados en lo corrido de este mes por el Consejo Nacional de Granos y el Departamento de Agricultura, así lo revelan.

No obstante, los precios han empezado a subir.

En el caso del maíz, el producto más sensible, los agricultores estadounidenses habían realizado siembras récord e históricas para el 2012, abarcando una superficie de casi 40 millones de hectáreas. El volumen esperado antes de la fuerte sequía se calculaba en 324 millones de toneladas, pero el último pronóstico la colocaba en 274 millones. Los rendimientos por hectárea prácticamente se cayeron de 3,5 a 2,9 toneladas, por hectárea, en promedio.

Sin embargo, dados los altos inventarios que traía y los excedentes que de todas formas se presentarán, se estima que Estados Unidos podrá exportar 38 millones de toneladas del producto en 2012, y unas 32 millones en el 2013.

Entre tanto, se espera que las exportaciones de Argentina suban de 15 a 17 millones; las de Ucrania, de 12 a 14 millones, y las de Brasil se estabilicen en 15 millones de toneladas.

Al mismo tiempo se espera en China una cosecha récord de 200 millones de toneladas y en consecuencia apenas tendrá que importar 2 millones toneladas, de los 5 millones inicialmente proyectado. Otro gran importador, México, se espera igualmente, que reduzca sus comprar de 11 a 8 millones de toneladas.

Se plantea, de otra parte, que los mayores ajustes en la demanda de maíz se darán a nivel interno, ya que por la subida de precios del maíz, posiblemente se disminuya su uso en aproximadamente 25 millones de toneladas, que serán sustituidas por otras materias primas más baratas.

Se estima que bajará la demanda de 12 millones de toneladas en la industria de alimentos concentrados para animales y un volumen similar para la producción de etanol.

Germán Duque

Miami

Siga bajando para encontrar más contenido