Sigue deterioro en expectativas del FMI sobre el crecimiento

Para América Latina prevé una expansión de 1,3 % en el 2015. El cálculo anterior era 2,2 %.

fmi

aRCHIVO

fmi

Internacional
POR:
enero 20 de 2015 - 05:05 a.m.
2015-01-20

En las cuentas del Fondo Monetario Internacional (FMI), el panorama económico global sigue marcado por la incertidumbre, y por eso recortó nuevamente sus estimaciones de crecimiento en casi todas las regiones del mundo.

Según la actualización del informe Perspectivas de la Economía Mundial, el organismo estima que el PIB mundial se expandirá 3,5 por ciento este año, 0,3 puntos menos de lo que había previsto en su documento de octubre.

Varios elementos inciden en este deterioro de las expectativas. Por un lado, está la caída en los precios del petróleo, que tiene efectos disímiles.

“Del lado positivo, el impulso que significa para la demanda mundial el abaratamiento de los precios del petróleo podría ser mayor que el actualmente proyectado, especialmente en las economías avanzadas. Pero es posible también que la corrección a la baja haya sido excesiva y que los precios del petróleo vayan a repuntar antes o más de lo previsto si la respuesta de la oferta a la baja de precios resulta más fuerte de lo esperado”, señala.

Además, el Fondo prevé que se mantendrá la turbulencia en los mercados internacionales, particularmente en los emergentes.

Esto, sin contar con los riesgos geopolíticos que no han desaparecido del mapa.

LOS RESULTADOS

Con excepción de Estados Unidos, que ha dado buenas señales en los últimos meses, todas las regiones mostraron un deterioro en las proyecciones.

De hecho, para el país norteamericano, el FMI prevé un crecimiento de 3,6 por ciento, frente al 3,1 por ciento de hace algunos meses.

Por esta razón, el conjunto de economías avanzadas tuvo una leve mejora en la expectativa, pues el Fondo prevé un repunte de 2,4 por ciento este año.

Sin embargo, en este grupo el desempeño es heterogéneo, pues la Zona Euro seguirá estancada y el riesgo principal es la deflación, lo mismo que Japón.

A su vez, Reino Unido y Canadá podrían crecer 2,3 y 2,7 por ciento respectivamente, dice el FMI.

En cuanto a los mercados emergentes, la situación también es muy diferente entre unos y otros.

Aunque Latinoamérica no es la llamada a impulsar el crecimiento de este año, lo cierto es que los riesgos al crecimiento de las naciones menos desarrolladas vienen de la desaceleración de China (6,8 por ciento), la recesión en Rusia (-3 por ciento) y el efecto de la caída de las cotizaciones de materias primas en los exportadores.

Justamente, América Latina se quedará rezagada, pues el crecimiento sería de apenas 1,3 por ciento este año, según el organismo. Hace tres meses, esperaba 2,2 por ciento para el 2015.

En su informe de este lunes, el Fondo solo reveló las perspectivas de Brasil (0,3 por ciento) y México (3,2 por ciento).

Esta perspectiva es menos alentadora que la del Banco Mundial, que hace un par de semanas anunció en sus proyecciones que el PIB de América Latina avanzaría 1,7 por ciento este año.

INCERTIDUMBRE ALCANZA EL 2016

Aunque las perspectivas del Fondo Monetario Internacional para el año entrante son mejores que las del 2015, también hubo un recorte en las estimaciones.

Para el 2016, el crecimiento global sería de 3,7 por ciento, y la mejora vendrá más por el lado de los emergentes que de los avanzados.

Esto, si se tiene en cuenta que para los países desarrollados la estimación de crecimiento es la misma para el 2015 (2,4 por ciento), pues Estados Unidos se enfriará un poco, Japón seguirá estancado, y la Zona Euro tendrá una leve mejoría.

En cuanto a las naciones emergentes, el crecimiento sería de 4,7 por ciento. Aquí, Asia seguirá siendo la de mayor aporte, pero con una expansión más moderada, América Latina tendría un resultado algo mejor (2,3 por ciento), pero muy lejano de los niveles que traía hace algunos años.

Los riesgos podrían ser los mismos: el desempeño del precio del petróleo, la turbulencia en los mercados, y China.