¿Por qué Silicon Valley impuso la meditación?

Para los gigantes del norte de California, la autoreflexión es la nueva cafeína, la gasolina que desbloquea la productividad.

¿Por qué Silicon Valley impuso la meditación?

Archivo

¿Por qué Silicon Valley impuso la meditación?

Internacional
POR:
noviembre 07 de 2015 - 12:33 a.m.
2015-11-07

A las 8 a.m. y durante los cuatro días del Foro Económico Mundial 2015 en Davos, Suiza, los asistentes tuvieron la oportunidad de comenzar su día con una sesión de meditación liderada por Jon Kabbat- Zinn. Si bien la meditación ha estado en la agenda del Foro Mundial desde hace varios años, “antes nadie venía”, afirma Kabbat-Zinn, un biólogo molecular que ha popularizado el mindfulness meditation en las últimas décadas.

El lleno total de sus sesiones, así como la asistencia masiva al panel de Liderazgo Consciente donde se debatió el impacto de prácticas meditativas en el ámbito laboral, prueba, según Kabbat-Zinn, que la meditación “ya no es propiedad de una franja de lunáticos alternativos, sino una modalidad legítima, aceptada por la academia y la medicina”.

La práctica del mindfulness consiste en prestar atención, momento a momento, sin juzgar lo que en él acontece. Este enfoque deliberado en el presente excluye, por definición, la contemplación del pasado o la especulación sobre el futuro.

En los últimos años, la meditación se ha popularizado en el mundo de los negocios, y ya son muchos los empresarios que reportan que el principal enemigo de su desempeño no es la falta de conocimientos, sino la gran dificultad que tienen para mantenerse enfocados y creativos todo el día, todos los días.

El retorno en inversión de la meditación se mide en términos de productividad y capacidad innovadora, hecho que ha llevado a los gerentes de empresas como Google, Apple, General Mills, Aetna, Medtronic, Target ,Black Rock y Goldman Sachs a descubrir el valor de enseñar meditación a sus empleados.

LOS UNICORNIOS DE SILICON VALLEY

En Silicon Valley se conocen como “unicornios” a las empresas que se ganaron la lotería tecnológica: sus productos impactan a miles de millones de individuos y su valor supera el billón de dólares. Son tan extraordinarias como el mítico animal cuyo nombre llevan, pero el triunfo de empresas como Facebook, Twitter y Google hace que el mundo empresarial las escrute, buscando replicar las claves de su éxito.

El secreto a voces que muchos buscan se encuentra en el renovado interés de los “unicornios” por las tradiciones religiosas orientales. Para los gigantes del norte de California, la meditación es la nueva cafeína, la gasolina que desbloquea los procesos productivos y dispara la creatividad. Atrás quedó el sello místico y espiritual de oriente, allí se habla de neuroplasticidad y entrenamientos cerebrales.

Es tentador descartar el entusiasmo por estas prácticas antiguas como una nueva moda de la Nueva Era. Pero no se puede olvidar que los profetas del nuevo evangelio son las compañías que controlan gran parte de nuestra vida cotidiana. Es parte de la leyenda de Steve Jobs, su recorrido de meses por la India buscando un gurú y su matrimonio oficiado por un monje zen. El fundador de Apple decía que la meditación le permitía reducir su estrés, ganar claridad y aumentar su creatividad.

Las clases de meditación y mindfulness son hoy artículos de primera necesidad en las compañías más relevantes de Silicon Valley. Google creó el Search Inside Yourself Institute, tras el éxito que tuvo entre sus empleados su programa de clases en meditación, inteligencia emocional y neurociencia. Como consecuencia, empresas como Linkedin, Farmer´s Insurance, Genentech, Ford y Mckesson han comprado e implementado el programa de liderazgo empresarial de Google.

Asi mismo, los cofundadores de Twitter y Facebook sostienen sesiones de meditación regulares en horas de oficina, y los empleados de Yahoo pueden usar, cuando así lo deseen, los cuartos privados de meditación. La unión entre tecnología y mindfulness, que comenzó como una bolita de nieve, es ya una avalancha.

Pilar Ángel

Especial para Portafolio