Slim insta a jóvenes inmigrantes a que trabajen en EE. UU.

El multimillonario mexicano que es además la segunda persona más rica del mundo, ha lanzado una campaña para integrar a alrededor de medio millón de personas a la fuerza laboral de los Estados Unidos.

El mexicano Carlos Slim es hijo de un inmigrante libanés.

Archivo Portafolio.

El mexicano Carlos Slim es hijo de un inmigrante libanés.

Internacional
POR:
agosto 14 de 2014 - 06:40 p.m.
2014-08-14

Aproximadamente 1,1 millones de personas en los Estados Unidos están en condiciones de obtener una autorización para trabajar en el marco de un programa conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por la sigla en inglés), para inmigrantes indocumentados que llegaron al país siendo niños. Sólo se ha dado aprobación a alrededor de la mitad, dijo en entrevista telefónica el máximo responsable ejecutivo de la Fundación Carlos Slim, Roberto Tapia-Conyer.

“Se trata de una población con grandes posibilidades, y nuestro objetivo es reducir las barreras de acceso que les impiden concretar esas posibilidades”, dijo Tapia-Conyer. “Queremos incorporarlos a la fuerza de trabajo formal y darles impulso, no sólo a ellos sino a sus familias, de modo tal que puedan contribuir a la economía”.

Slim, hijo de un inmigrante libanés en México, amasó su fortuna al reconocer el valor deprimido de activos durante la crisis financiera del país de la década de 1980. Adquirió el control del exmonopolio estatal Teléfonos de México en una privatización de 1990, lo cual contribuyó a catapultarlo a las filas de los más ricos del mundo, en las que ocupa el segundo lugar después de Bill Gates con una fortuna de US$79.200 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Si bien la mayor parte de su riqueza procede de sus compañías en México, Slim tiene inversiones en los Estados Unidos, entre ellas la mayor proveedora telefónica del país, TracFone, y una participación minoritaria en New York Times Co.

SITIO WEB

Las oportunidades económicas para los beneficiarios del DACA han crecido desde que el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos lanzara el programa hace dos años, según un informe de junio del Consejo de Inmigración de los Estados Unidos.

Los beneficios del programa parecen ser mayores para los jóvenes que cursan estudios universitarios de cuatro años y para aquellos que ya se han graduado, según el informe.

De todos modos, los elevados aranceles de la solicitud y la falta de conocimiento han evitado que el programa llegue a la mayor cantidad posible de personas, dijo Tapia-Conyer. La Fundación Slim ha lanzado un sitio web que informa a los posibles solicitantes sobre las condiciones y comprende videos que explican cómo llenar los formularios e incluye links para un seguimiento de la solicitud.

Slim ha recibido elogios y críticas por la forma en que aborda la filantropía. Ha dicho que no se sumará al Compromiso de Dar que lanzaron los multimillonarios Warren Buffett y Gates para alentar a los más ricos del mundo a dedicar la mitad de su fortuna a obras benéficas, dado que sostiene que es más importante desarrollar compañías que saquen a la gente de la pobreza mediante el empleo.

Los hispanos constituirán la tercera parte de la población estadounidense para 2060, según estimaciones de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Hasta marzo, se había aprobado el ingreso al DACA de más de 550.000 personas, en su mayor parte procedentes de México, según datos del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos.

Bloomberg