Soros: 'China tiene dos años para evitar crisis subprime'

El economista George Soros advirtió hoy, en el Foro de Boao, que la actual situación financiera de China, con un auge de la banca informal, le recuerda a la de las hipotecas basura que provocaron la crisis financiera en EE. UU.

Soros en el Foro de Boao.

EFE

Soros en el Foro de Boao.

Internacional
POR:
abril 08 de 2013 - 02:59 p.m.
2013-04-08

Según el experto, las medidas del régimen comunista para evitar un "aterrizaje forzoso" de la economía nacional (que han restringido el crédito) han creado un sistema bancario "en la sombra" (prestamistas ajenos a la banca formal) que para Soros "es parecido al mercado subprime que causó la crisis de 2008".

 

"Si la experiencia norteamericana sirve de ejemplo, las autoridades chinas tienen dos años para recuperar el control de la banca, pues ése fue el tiempo que tardaron las subprimes en producir la crisis de 2008", subrayó Soros, quien aseguró que atajar este problema es "de enorme importancia para China y para el mundo".

 

En una charla que alternó con un almuerzo con economistas chinos y de otros países, Soros se mostró optimista y destacó que "las autoridades de China, estoy seguro, se dan cuenta de estos peligros, y tienen la capacidad y los recursos para frenar gradualmente la burbuja".

 

Soros declaró que ante la persistencia de la crisis en los países desarrollados, China "ha sido el principal motor de crecimiento de la economía global", pero matizó que "es un motor más pequeño que el que suponían los consumidores estadounidenses en los años del 'boom".

 

"Ésa es una de las razones por las que el crecimiento mundial ha sido tan anémico", afirmó Soros, quien apoyó la visión de economistas chinos y de otros países al destacar que China "ha de cambiar su modelo de crecimiento y no puede depender ya más de las exportaciones, porque el mundo no puede absorber un superávit comercial

crónico chino".

 

"Puede seguir así un año o dos, pero no una década", aseguró el hombre que en 1992 puso en aprietos a toda la economía británica en el "miércoles negro". "La transición en China no será fácil", predijo, y aunque aseguró que el país "ha tenido éxito en cambiar su modelo económico otras veces en la historia reciente" ahora tiene como uno de sus principales hándicap unas tasas de interés más altas, debido a la mencionada banca "en la sombra".

 

EFE