Supeditan aporte a que no pare obra en Canal de Panamá

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) condicionó el martes un pago extraordinario de hasta 180 millones de dólares al consorcio encargado de la ampliación de la vía a que éste retire su intención de suspender la obra y a que los fondos se usen para pagar a subcontratistas y proveedores.

Supeditan aporte a que no pare obra en Canal de Panamá

Archivo Particular

Supeditan aporte a que no pare obra en Canal de Panamá

POR:
enero 07 de 2014 - 04:17 p.m.
2014-01-07

La propuesta "muy concreta" de la ACP incluye además que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lidera la española Sacyr, también desembolse 100 millones de dólares, para un aporte total extraordinario de 280 millones que garantice la continuidad de la obra los próximos meses, dijo el administrador de la vía, Jorge Quijano.

Este es el primer resultado que arroja la reunión inicial entre las partes desde que el GUPC notificó el pasado 30 de diciembre la suspensión de las obras a partir del próximo día 20 si la ACP no reconoce "sobrecostos", que el consorcio cifró en más de 1.600 millones de dólares y que no puede afrontar.

El encuentro de este martes se acordó el lunes después de que la ministra española de Fomento, Ana Pastor, mantuviera reuniones por separado con el GUPC, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y la ACP, a fin de lograr que las partes se sentaran a negociar una salida al conflicto contractual.

El administrador de la ACP, Jorge Quijano, dijo el lunes tras su entrevista con Pastor que la reunión de este martes con el consorcio era "para abordar algunos temas económicos que tiene que ver con el flujo de caja que ellos necesitan para poder seguir adelante con la obra". "Estamos hablando de algunos fondos adicionales que ellos (el consorcio GUPC) tendrían que poner de su parte y nosotros igualmente pondríamos un adicional" para evitar "el paro de las obras", declaró Quijano.

El aporte extraordinario le daría solvencia al consorcio durante los "próximos dos o tres meses", que es el tiempo que tomará la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, en inglés) para resolver una reclamación por "585 millones de dólares" presentada por el GUPC en 2012, explicó el alto funcionario. La DAB es la segunda instancia de reclamaciones prevista en el contrato.

La primera es la ACP, y la tercera un arbitraje internacional en Miami, Estados Unidos, recordó Quijano. El alto funcionario reconoció el lunes que este primer acercamiento "no significa" que ya no exista "la intención de suspensión" de las obras a partir del próximo día 20, porque el reclamo de más de 1.600 millones de dólares "tiene que fluir a través del proceso" previsto en el contrato, y el consorcio tendrá que "sustentarlo".

Pastor, quien continúa en Panamá aunque no participa en el encuentro entre la ACP y el GUPC, se declaró el lunes "satisfecha" por la "buena disposición" de las partes para dialogar a partir de hoy y tratar de evitar la paralización de las obras de ampliación. "El primer acuerdo, y es importante este avance, es que GUPC acepta presentar sus reclamos por los canales que establece el contrato", una de las exigencias de la ACP, resaltó ayer la ministra española en rueda de prensa en la sede de la Embajada de España.

El anuncio del inicio de las negociaciones en Panamá impulsó ayer las acciones de Sacyr en la Bolsa de Madrid en un 6,01 por ciento, tendencia que se mantenía en la apertura de la jornada bursátil de este martes, cuando subían un 4,75 por ciento.

El pasado 2 de enero, tras hacerse pública la intención de Sacyr de suspender las obras, sus acciones se desplomaron un 8,95 por ciento en esa jornada madrileña, lo que continuó al día siguiente con otra caída del 6,86 por ciento. Sacyr y la italiana Impregilo tiene una participación del 48 por ciento en el GUPC, que además integran la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

El consorcio obtuvo en el 2009 el contrato por 3.118 millones de dólares para la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, cuyo proyecto de ampliación tiene un costo global de 5.250 millones de dólares.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido