Syngenta dio un no rotundo a las intenciones de Monsanto

Mientras la suiza no quiere ser vendida a su par estadounidense, esta última incrementaría su oferta en un diez por ciento; son las dos compañías más fuertes del mercado mundial agrícola.

Monsanto podría recuperar su posición en el mercado de los plaguicidas.

Archivo particular

Monsanto podría recuperar su posición en el mercado de los plaguicidas.

Internacional
POR:
mayo 12 de 2015 - 04:06 a.m.
2015-05-12

Luego del análisis de la propuesta formal que la estadounidense Monsanto le entregó a la suiza Syngenta, en la cual hace una oferta de compra, esta anunció un no rotundo como respuesta.

En un comunicado del fin de semana, firmado por la junta de directores de la compañía europea, dijo que la decisión de los directores era unánime y que no tienen interés alguno.

Syngenta agregó que, pese a que al mercado lo afectan hoy los bajos precios de las materias primas y la debilidad de las monedas (dólar, por ejemplo), la visión del negocio es fuerte.

Los mercados emergentes significan más del 50 por ciento de las ventas de la empresa europea, que reporta tasas de crecimiento de dos dígitos (por quinto año consecutivo) en esas plazas, en las cuales finca el crecimiento potencial para el futuro.

En su comunicado, Syngenta no deja entrever que ese no rotundo sea ‘la última palabra’. En síntesis, la oferta es por dinero en efectivo y acciones.

Michel Demaré, presidente de Syngenta, declaró que la compañía es líder mundial en la protección de cultivos, la número tres en semillas y la primera empresa en introducir soluciones integrales para productores.

“La oferta de Monsanto no refleja las magníficas perspectivas de crecimiento de la estrategia integral de Syngenta y el considerable potencial de valor futuro de la innovación de la empresa respecto a los cultivos y sus posiciones de liderazgo de mercado”.

Por su parte, la estadounidense, con sede en St. Louis (Missouri), hizo saber a través de un vocero (a la agencia de noticias Reuters) que no ha renunciado a su intención de comprar a Syngenta.

“Monsanto aún trabaja en el acuerdo y podría decidir incrementar su oferta inicial, que valora a su rival en 449 francos suizos por acción y una prima del 36 por ciento respecto al valor de cierre de la sesión del jueves”, se dijo.

Mientras tanto –anotó Reuters– importantes inversores de Syngenta dijeron que estaban confiados en que se podría alcanzar un acuerdo con Monsanto si la firma estadounidense aumenta su oferta inicial de 45.000 millones de dólares en al menos un 10 por ciento.

Así las cosas, se esperaría una nueva oferta –en pocos días– por no menos de 50.000 millones de dólares.

Ahora, otras agencias y especialistas del mercado han comentado que, como estrategia inicial, Monsanto podría asociarse con un tercero para comprar las divisiones de semillas de Syngenta que funcionan en el mercado estadounidense y así –se cree– reducir los temores por cuestiones antimonopolio.

Ahora, la mayor confusión está presentándose ante la negativa de los portavoces de Monsanto, Syngenta, Goldman Sachs y Morgan Stanley de hacer comentarios; las dos últimas firmas son bancos de inversión que han venido trabajando desde el año pasado en la valoración del negocio.

Por otra parte, se ha especulado en el interés particular de Monsanto de trasladar su sede a Suiza para beneficiarse con reducciones en los pagos de impuestos y, además, conquistar el mercado europeo, algo que Monsanto, desde los Estados Unidos, no ha concretado como lo ha querido.

LO QUE QUEDARÍA CON LA FUSIÓN DE ESTAS DOS COMPAÑÍAS AGRÍCOLAS

Un negocio con ventas por unos US$30.000 millones anuales en semillas y plaguicidas.

De llegar a ser posible un acuerdo de venta de la compañía suiza, Monsanto quedaría en una posición totalmente dominante del mercado agrícola mundial de las semillas (híbridas y transgénicas) de maíz, soya, algodón, a lo que se sumaría una amplia porción del mercado de las semillas de productos vegetales.

Por igual, en el de los plaguicidas (herbicidas, insecticidas, etcétera).

Al llegar a crearse este gigante de la agroindustria, tendrían para sí un volumen de ventas superior a los 31.000 millones de dólares; la cifra representa una tercera parte del presupuesto general de Colombia para el 2015.

Monsanto cree que la compañía combinada podría ser una oportunidad única para entregar un conjunto integral de soluciones para los agricultores del mundo y para acelerar la innovación tecnológica a través de la agricultura de precisión y capacidades avanzadas de investigación y desarrollo dirigidas a aumentar el suministro de alimentos del mundo de una manera sostenible.

Otra de las intenciones de Monsanto está en recuperar su posición en el mercado de los plaguicidas, pues lleva ya dos décadas dedicada a la investigación y desarrollo de las semillas transgénicas, de la mano de su producto ‘estrella’, el Roundup Ready (glifosato) que permanece en el mercado tras el vencimiento de la patente del herbicida más usado en el mundo, hace ya 15 años.

Ahora, al parecer, Syngenta es tan apetecida en el mercado que se rumora de la oferta de la alemana BASF y el grupo petroquímico estadounidense Dow Chemical por ofertar por todo o partes de Syngenta; además, se comenta también de la intención de China National Chemical Corp (ChemChina) como otro ofertante por la compañía suiza, con el interés de aumentar su presencia en Europa.

Por ahora, Syngenta no escucha más ofertas.

LAS MOVIDAS DEL PASADO EN EL SECTOR AGRO

* Syngenta fue el resultado de la escisión de los negocios agrícolas de las compañías Novartis y Astra-Zeneca.

* Bayer CropScience: se creó tras la compra de Aventis por parte de Bayer AG. y Aventis fue la fusión de

AgrEvo y Rhône-Poulenc Agro.

* AgrEvo fue la fusión de Schering y Hoescht.

* Dow AgroSciences: se llamó Dow Elanco (1989), creada con las divisiones agro de Eli Lilly, Dow Chemical y las semilleras Mycogen y Cargill Semillas (EE.UU); posteriormente, integró el negocio agrícola de Rohm and Haas.

Juan C. Domínguez

Economía y Negocios