Tenedores de bonos de deuda venezolana enfrentan rebajas de valores

En los mercados hay dudas sobre un posible incumplimiento selectivo de los pagos de la deuda por parte de Venezuela.

Venezuela hizo su segunda salida del año por deuda.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
enero 09 de 2018 - 03:28 p.m.
2018-01-09

Los administradores de fondos que tienen bonos del gobierno venezolano enfrentan un ajuste de cuentas, luego de meses de esperar más de 500 millones de dólares en pagos de intereses atrasados.

(Lea: Inflación en Venezuela podría superar el 10.000% este año)

Desde noviembre, los inversionistas que siguen los lineamientos establecidos por la Asociación de Comerciantes de Mercados Emergentes han marcado sus tenencias de bonos de Venezuela para incluir todos los intereses que se les adeudaban, a pesar de que aún no se habían registrado.

(Lea: Riesgo electoral para la deuda latinoamericana en 2018)

El grupo comercial decidió eliminar esa regla el pasado lunes, y dijo que a partir de este martes, la deuda de la nación se negociará sin cambios, o sin intereses acumulados.

Si los cupones finalmente se pagan, irán a quien tenga los bonos ese día. La decisión, que siguió a una semana de conversaciones con los participantes del mercado, se produce dos meses después de que las calificadoras consideraran que Venezuela está en default.

Por lo general, los bonos incumplidos comienzan a negociarse después de que vence el periodo de gracia en los pagos de deuda en mora. Pero debido a que el presidente Nicolás Maduro y sus aliados han dicho repetidamente que la nación honraría su deuda, y con varios cupones de bonos en mora emitidos por la petrolera estatal llegando finalmente a manos de los acreedores, el mercado le había dado a Venezuela el beneficio de la duda.

Recientemente, el gobierno ha guardado silencio sobre sus bonos, lo que ha provocado preocupación de que está incumpliendo selectivamente. "Está bastante claro que el gobierno no tiene la intención de hacer pagos a la deuda de la República", dijo en una entrevista Rich Cooper, socio de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP. "Se puede hablar de pagos retenidos por los intermediarios financieros y cosas por el estilo, pero en algún momento esto se vuelve menos creíble y creo que ahora estamos mas allá de ese punto", agregó.

Aquellos acreedores que habían estado siguiendo las pautas de la EMTA tendrán ahora que restar el valor del interés acumulado que contabilizaron en los bonos venezolanos. También deben rebajar el valor de los cupones vencidos a los que tienen derecho para reflejar su valor de recuperación esperado. Al hacer estos cambios en enero, los gestores de dinero evitaron sufrir pérdidas en su ejercicio de 2017.

Los 2.500 millones de dólares en bonos de Venezuela que vencen en 2019 subieron 2,6 centavos de dólar a 22,75 centavos por dólar a las 12:06 pm en Nueva York. La recomendación no se aplica a la deuda emitida por la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA, que continuará negociando con un pago de intereses acumulados e impagos.


*Bloomberg.

Siga bajando para encontrar más contenido