Tensión en los mercados en vísperas de cumbre de la Opep

Este miércoles 26 de noviembre se realizará la reunión del cártel de productores de petróleo para definir si reducir el volumen de extracción.

Expertos aseguran que el país árabe busca ampliar su cuota del mercado, y quiere llevar el precio del crudo tradicional a un pun

Archivo particular

Expertos aseguran que el país árabe busca ampliar su cuota del mercado, y quiere llevar el precio del crudo tradicional a un pun

Internacional
POR:
noviembre 26 de 2014 - 12:47 a.m.
2014-11-26

Todas las miradas están puestas en Viena, donde se realizará este miércoles la esperada reunión de la Opep, Organización de Países Exportadores de Petróleo, y se decidirá si finalmente reducen la producción de estos países para tratar de influir en los precios internacionales, que ayer se mantenían por debajo de los 80 dólares por barril tanto en la referencia Brent como en la WTI.

Previo a la reunión el canciller de Venezuela, Rafael Ramírez, aseguró que hay una gran preocupación de los productores mundiales de crudo por los precios del barril, que han perdido un 30 por ciento en los últimos cinco meses.

Aunque, de acuerdo con Ramírez, hay acuerdo en que los precios de crudo no son buenos, definitivamente en lo que no hay acuerdo es en que los países deben bajar su producción para presionar al alza los precios.

Este martes 25 de noviembre, en una inédita reunión entre los miembros de la Opep, Arabia Saudita y Venezuela, y los representantes de México y Rusia, países que no hacen parte de la organización, no se logró fijar una sola posición entre estas naciones.

Venezuela, que según analistas precisa desesperadamente de un petróleo que oscile alrededor de 100 dólares el barril, para hacer frente a sus necesidades presupuestarias y fiscales, defiende a capa y espada un recorte de la producción, que le de un nuevo impulso a las cotizaciones.

Arabia Saudita, el mayor productor en el seno de la organización, no ha revelado todas sus cartas, pero fuentes cercanas a la delegación saudita anticipan que abogará por mantener la producción al nivel actual, de alrededor 30 millones de barriles diarios (mbd). El poderoso ministro saudí del Petróleo, Ali Al-Naimi, que participó en la reunión con los representantes de Venezuela, México y Rusia, mantuvo el mutismo sobre si está o no en favor de un recorte.

Según analistas en Viena, la posición de Arabia Saudita - que hace tres semanas provocó una fuerte caída de los precios cuando anunció que rebajaba los precios del crudo destinado a Estados Unidos - tensa los mercados, que apuestan que el barril seguirá retrocediendo, hasta llegar a 60 dólares el barril, si la Opep no envía el jueves una señal clara para apuntalar los precios.

Agencias