Theresa May, en ‘jaque’ tras agravarse la crisis política por Brexit

Dos renuncias clave en su gabinete debilitan a la primera ministra, lo que podría generar una lucha por el poder o una moción de censura.

Theresa May

La primera ministra, Theresa May, podría enfrentar una revocatoria en próximas semanas.

EFE

POR:
Portafolio
julio 09 de 2018 - 10:00 p.m.
2018-07-09

Al menos por el momento, el proceso del Brexit seguirá su curso, pero lo que no está tan claro es si la primera ministra británica, Theresa May, será la encargada de dirigirlo.

La dimisión el domingo de su negociador jefe, David Davis, y ayer de su ministro de exteriores, Boris Johnson –dos grandes defensores de la salida de la Unión Europea–, ha sido el mayor reflejo de la grave fractura en su Gobierno, que deja a May en una posición de gran debilidad.

(Lea: Industriales del Reino Unido se preparan para lo peor por el Brexit)

“Las renuncias de Davis y Johnson ya se esperaba que sucedieran, la pregunta era cuándo, y el catalizador fue la reunión en la que se desvió hacia el Brexit ‘blando’, manteniendo vínculos más estrechos con la UE. Esto constituye la crisis más seria que ha tenido hasta hoy y expone las diferencias en el Partido Conservador, que siempre ha estado muy dividido frente a las concesiones”, resalta Jim Shields, profesor de política en Aston University.

(Lea: Gran Bretaña, en camino de convertirse en el Canadá de la UE

La líder británica logró así contener la crisis política en el Gobierno apenas dos días tras el acuerdo del pasado viernes. Johnson afirmó que su “sueño del Brexit se está muriendo”, al tiempo que Davis dijo que el Gobierno estaba haciendo demasiadas concesiones y que así no podría abandonar sus vínculos económicos con la UE.

(Lea: Brexit afecta el crecimiento del Reino Unido

Ante esto, May indicó que no habrá un nuevo referéndum y que seguirá adelante con su plan expuesto, el cual ha sido muy criticado. “Es poco probable que la UE apoye este plan, ya que los acuerdos aduaneros son problemáticos y se basan en soluciones tecnológicas inexistentes, lo que abre demasiadas posibilidades para el contrabando. La UE puede presionar para que siga en la unión aduanera y en el mercado único”, explica Geraint Johnes, profesor de economía de Lancaster University. Pero más allá de si este plan sigue adelante o no, los expertos dejan claro que el liderazgo de May se encuentra en un serio peligro en estos momentos. “Realmente podría ser terminal para May. Con estas renuncias, algunos de sus parlamentarios pueden insistir en un voto de confianza que ella podría perder, lo que desencadenaría un concurso de liderazgo que duraría un par de meses, en un momento en que se supone que debemos concluir negociaciones en otoño”, apunta Tim Bale, profesor de política de la Queen Mary University of London.

Esta misma idea la comparte Stephen Chen, profesor de políticas y estudios internacionales de London University, quien resalta que “será notable si May puede continuar sin grandes trastornos. Ahora se verá mucha volatilidad en el Partido y la primera ministra estará muy debilitada para las luchas que vengan a lo largo del verano”.

Pero no todos piensan que May caerá con la crisis actual. De acuerdo con Victoria Honeyman, de University of Leeds, “creo que es probable que May sobreviva, al menos en el corto plazo y que el gabinete estará un poco más unido de lo que era. Sin embargo, es poco probable que su tiempo como primera ministra continúe más allá del acuerdo del Brexit, ya que sus competidores buscarán ganar Downing Street una vez que se complete el trato”.

EL BREXIT SEGUIRÁ

Con todo, Chan agrega que el proceso del Brexit no tendría que cancelarse. “El Brexit continuará, pero tomará un poco de tiempo antes de que haya más claridad de la posición británica. Seguramente debe haber un periodo de transición más largo”.

Precisamente, los tiempos que se manejan, se acortan más con esta crisis. “Si el Reino Unido va a salir de la UE como se prevé en marzo de 2019, es necesario llegar a un acuerdo antes de octubre. Todo esto supone también peligros cada vez más reales para la economía si los negociadores del Brexit se equivocan y alcanzan un mal acuerdo o, posiblemente, no lo logran”, deja claro Shields.

Por último, mientras más se demore el Brexit, los expertos ponen énfasis en que la economía será la más golpeada. “El impacto económico ya ha sido negativo, aunque no tanto como se esperaba. Pero los grandes fabricantes como Airbus, BMW y Jaguar Landrover han expresado su preocupación por el entorno incierto, y esto podría conducir a una reducción de las inversiones y a pérdidas de empleo. Cualquier demora causada por nuevos controles fronterizos podría perjudicar gravemente la producción”, concluye Johnes.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido