Tres años de austeridad y recortes para Portugal

De 20 por ciento serán los recortes en la administración pública en el país luso.

AFP

Juergen Kroeger

AFP

POR:
mayo 05 de 2011 - 04:42 a.m.
2011-05-05

 

Las condiciones del rescate de 78.000 millones de euros de Portugal incluyen reformas en casi todo el sistema económico y social del país y aconsejan a su Gobierno privatizar servicios, recortar prestaciones y liberalizar el empleo. 

El documento consensuado con las autoridades lusas desgrana de forma detallada las acciones que deben permitir a Portugal reducir su déficit público a un tercio del actual en el 2013 (hasta el tres por ciento del PIB) y adoptar un conjunto de reformas estructurales que equiparen al país con el resto de Europa. 

Desde la educación hasta la sanidad, pasando por el ámbito de la justicia, la administración pública, las telecomunicaciones, la energía o el sistema de transportes; todos los sectores han sido sometidos al diagnóstico del equipo conjunto enviado por Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Lisboa hace tres semanas. 

Entre sus medidas, destacan la reducción de las pensiones por encima de 1.500 euros y su congelación -excepto las mínimas- en 2012 y 2013, la reducción en las transferencias a autoridades locales y regionales, así como el incremento de los ingresos fiscales a través de cambios en la estructura del IVA. 

El rescate financiero abarcará además 12.000 millones de euros destinados a hacer frente “a eventuales necesidades de capitalización” de la banca lusa.  El objetivo de esta medida es “preservar el control de la dirección de los bancos en manos de sus propietarios privados durante una fase inicial y permitirles recomprar la participación estatal”. 

Respecto a la sanidad, se exhorta a rebajar los costes de los hospitales en 200 millones de euros, inducir a los médicos del sistema público y del privado a prescribir genéricos y disminuir las “innecesarias” visitas a especialistas y urgencias mediante el refuerzo de servicios primarios. 

En la educación, propone reducir 195 millones de euros en costes a través de la “racionalización” de la red de colegios.  La reforma estructural al mercado laboral incluye “facilitar el flujo de trabajadores en ocupaciones y sectores”.  

LISBOA / EFE

 

Siga bajando para encontrar más contenido