Tres caras, tres estilos de dibujar el futuro de Brasil

El menú electoral brasileño se mueve entre la presidenta con ‘mano de hierro’,una ecologista que defiende a los inconformes y un carismático empresario.

Este domingo, Brasil elegirá a su nuevo mandatario.

EFE

Este domingo, Brasil elegirá a su nuevo mandatario.

Internacional
POR:
octubre 03 de 2014 - 12:07 a.m.
2014-10-03

El Palácio do Panalto (el Palacio de la Meseta, sede presidencial en Brasilia) se prepara a recibir al nuevo huéspeda.

Según las encuestas de opinión, solo tres de los diez candidatos presidenciales tienen el mayor respaldo de la población.

En la jornada electoral del domingo se escogerán las figuras de Presidente, Vicepresidente, además de 54 representantes al Parlamento, entre senadores y diputados, ademas de 1.035 diputados estatales entre más de 26.000 candidatos. El vendaval político y económico, que ha marcado la campaña electoral brasileña, ha hecho a los analistas revisar sus predicciones en más de una ocasión.

La presidenta Dilma Rousseff está empeñada en la reelección, pero en el camino se le han cruzado la ecologista Marina Silva, quien reemplazó al fallecido Eduardo Campos como candidata del Partido Social Brasileño. En la carrera electoral también destaca la figura del empresario Aécio Neves, quien está a la cola de la preferencia electora.

MARINA, LA SOBREVIVIENTE

La ecologista Marina Silva aprendió a leer y a escribir a los 16 años. Fue recolectora de caucho en la Amazonia, empleada doméstica, novicia, sindicalista, senadora y ministra.

Esta mujer muy menuda de piel morena y con el cabello recogido siempre en un moño, pelea desde pequeña contra la adversidad tras nacer en la pobreza y sobrevivir a tres hepatitis, cinco malarias y una enfermedad cutánea llamada leishmaniasis.

Ahora, a los 56 años, Maria Osmarina Silva Vaz de Lima es la candidata inesperada tras la muerte de su compañero de fórmula Eduardo Campos, del Partido Socialista, en un accidente aéreo en agosto.

Nació el 8 de febrero de 1958 en la comunidad Breu Velho, en el estado amazónico de Acre (norte). Tuvo diez hermanos de los cuales tres fallecieron. Con los que quedaron, creció entre recolectores de caucho.

DILMA, LA GERENTE Y ‘DAMA DE HIERRO’

Exguerrillera presa en la dictadura, la primera mujer presidente de Brasil, Dilma Rousseff, de 66 años.

Cuando el 1 de enero de 2011 recibió la banda presidencial de su padrino político, el popular Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), los brasileños apenas la conocían pero se acostumbraron pronto a su voz fuerte y estilo gerencial de ‘dama de hierro’.

Corrige a sus ministros en público y conoce hasta el más técnico de los detalles de cada programa de su Gobierno. Dilma Vana Rousseff nació el 14 de diciembre de 1947 en Belo Horizonte (sureste), hija del inmigrante búlgaro Pedro Rousseff y de la profesora Dilma Jane da Silva. Integró dos organizaciones armadas clandestinas de oposición a la dictadura (1964-85). Los disidentes la conocían por sus alias: Estela, Vanda o Luiza. Estuvo 3 años en la cárcel, desde la edad de 22.

AÉCIO, EL CANDIDATO DE LOS MERCADOS

Senador, exgobernador, exdiputado y nieto de un expresidente brasileño, Aécio Neves, el candidato socialdemócrata, cuenta con el apoyo de los gremios empresariales.

Es un economista de 54 años de edad y miembro del Partido Socialdemócrata (PSDB, centro-izquierda) del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002). Fue gobernador del estado de Minas Gerais y tiene fama de ser un hombre encantador y fiestero. Centra su campaña en las denuncias del pobre crecimiento de la economía brasileña.

Dio sus primeros pasos en la política junto a su abuelo Tancredo Neves, en la campaña de este a gobernador de Minas Gerais, en 1981. Llegó a ser segundo en la carrera para las elecciones del próximo domingo, pero la inesperada irrupción en la contienda de la ecologista Marina Silva lo relegó al tercer puesto.