Trump quiere un potente y rápido acuerdo comercial con el Reino Unido

La declaración se dio tras un encuentro con la primera ministra británica Theresa May.

Trump and May

Los dos líderes se reunieron durante la cumbre del G20, en Hamburgo (Alemania).

Los dos líderes se reunieron durante la cumbre del G20, en Hamburgo (Alemania).

Internacional
POR:
EFE
julio 08 de 2017 - 01:00 p.m.
2017-07-08

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este sábado al entrevistarse con la primera ministra británica, Theresa May, que iban a alcanzar un "muy, muy rápidamente" un "acuerdo muy potente" en el ámbito comercial.

Lea: (¿América ‘first’?: la reunión del G-20).

La reunión entre ambos líderes, celebrada en Hamburgo (Alemania) en el marco de la cumbre del G20, comenzó con unas palabras de ambos líderes a los medios y, según el pool de periodistas que acompañan a Trump, éste afirmó que había desarrollado una relación "muy especial" con May.

Lea: (G20, a excepción de EE. UU., aplicará medidas contra cambio climático).

"Hemos estado trabajando en un acuerdo comercial que va a ser un acuerdo muy, muy grande, un acuerdo muy potente, bueno para ambos países y creo que se va a lograr muy, muy rápidamente", afirmó el presidente de Estados Unidos. Añadió que, a su juicio, "no hay otros países que puedan estar tan próximos como" Reino Unido y Estados Unidos.

Además, aseguró al ser interpelado al respecto que va "a ir a Londres", aunque no concretó ninguna fecha para este viaje que ha suscitado cierta polémica en Reino Unido por las resistencias en ciertos sectores sociales británicos a que Trump visite su país.

May, por su parte, tenía previsto traer a colación durante el encuentro la lucha contra el cambio climático y el abandono de Estados Unidos del Acuerdo de París.

El encuentro, la segunda bilateral de los dos, se produjo poco después de que el Reino Unido haya empezado formalmente sus negociaciones con la UE para abandonar el bloque, que podrían suponer su salida del mercado único.

En la cita participaron varios altos cargos de ambos gobiernos, entre ellos, por parte estadounidense, el consejero de Seguridad Nacional, J.R. McMaster, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.