UE triplica fondos a las misiones de rescate en Mediterráneo

Líderes europeos acordaron partida de 120 millones de euros para combatir tráfico de emigrantes.

Gobernantes europeos se reunieron de urgencia en Bruselas.

Archivo particular

Gobernantes europeos se reunieron de urgencia en Bruselas.

Internacional
POR:
abril 24 de 2015 - 12:27 a.m.
2015-04-24

Los líderes de la Unión Europea acordaron triplicar el financiamiento para operaciones de búsqueda y rescate en el mar Mediterráneo, donde se está ahogando un número récord de inmigrantes que intentan escapar de los conflictos y la pobreza en Oriente Medio y África.

La medida fue anunciada por la canciller alemana, Ángela Merkel, luego de una cumbre de emergencia de la UE en Bruselas, convocada después de que fallecieron hasta 900 personas por el hundimiento de una embarcación el domingo frente a las costas de Libia, un importante punto de zarpe de barcos ilegales en dirección a Europa.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que el bloque examinaría formas de detectar y destruir embarcaciones que puedan ser utilizadas por contrabandistas, que se incrementarán los esfuerzos por evitar que los inmigrantes lleguen a Libia, mejorar el sistema de procesamiento de visado y asilo, retornando a sus países de origen a quienes no califiquen para el asilo.

“Queremos actuar rápidamente, de modo que triplicaremos los recursos financieros para las misiones relevantes de Frontex”, dijo Merkel, en referencia a la agencia fronteriza de la UE.

El presupuesto de la operación de vigilancia marítima ‘Tritón’, que coordina la Agencia europea de Control de las Fronteras Exteriores (Frontex) para este año ascendía a 18,25 millones de euros, con un coste mensual en torno a 2,9 millones. En ella participan 21 Estados miembros con personal (65 personas) y recursos técnicos que incluyen 4 aviones, un helicóptero, 4 embarcaciones, una patrullera y otros dos navíos más de patrulla costera.

“Los recursos presupuestarios para Tritón pasan a 120 millones de euros, igualando la dotación de Mare Nostrum”, para este año y el siguiente, informó por su parte el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

A su vez el primer ministro británico, David Cameron –quien irá a elecciones a inicios de mayo, donde se enfrentará a grupos que se oponen a la inmigración–, prometió el portahelicópteros estrella de su flota y otras dos embarcaciones para una operación que previamente se había negado a respaldar por temor a tentar a más personas a aventurarse en el mar.

Sin embargo, remarcó que los que fueran rescatados no recibirán refugio automáticamente en Gran Bretaña y que la mayoría sería entregada a Italia, cuyo primer ministro, Matteo Renzi, dijo que es optimista respecto a que sus aliados europeos no dejaran que Roma siguiera esforzándose sola.

Mientras estaban reunidos, la guardia costera italiana recogió a 84 hombres, todos aparentemente de África subsahariana, de un bote de goma que se hundía a 35 millas costa afuera de Libia, tras recibir un llamado de auxilio.

Solo hubo 28 sobrevivientes de la tragedia del domingo, aparentemente la peor registrada entre los inmigrantes que huyen por mar desde el norte de África hacia Europa.

Italia canceló el año pasado una misión que salvó la vida de más de 100.000 inmigrantes porque otros países de la Unión Europea se negaron a financiarla. Fue sustituida por un programa menor, cuyo objetivo principal es patrullar las fronteras del bloque, después de que los países argumentaron que salvar a los inmigrantes alentaba a más personas a realizar la travesía.

BERLÍN EXIGE NUEVA RELACIÓN CON ÁFRICA PARA EVITAR MÁS MUERTES

El ministro alemán de Cooperación, Gerhard Müller, exigió ayer una “nueva relación con África” para atajar el drama de la inmigración ilegal a través del Mediterráneo, que el pasado fin de semana se cobró la vida de al menos 700 personas. En una entrevista en el canal de televisión alemán ‘n-tv’ el titular de Cooperación aseguró, horas antes de que tenga lugar en Bruselas una cumbre de líderes europeos sobre este asunto, que la Unión Europea necesita “una estrategia” para el continente vecino, “incluso un comisario para África”.

Müller auguró que “medidas concretas” eviten que se vuelvan a repetirse tragedias como la del domingo frente a las costas de Libia, cuando una embarcación con centenares de emigrantes se fue a pique. El ministro criticó asimismo que la UE destine un partida mayor a armar a terceros países, en vez de ayudar al desarrollo.

El Gobierno alemán considera que la lucha contra esta crisis humana pasa por reforzar los equipos de emergencia, a la vez que se endurezca la lucha contra los traficantes de personas, además de ayudar a la estabilización de los países de origen de los emigrantes y repartir de “manera justa”.

Agencias