Venezolanos viven un suplicio para comprar pasajes

Tras el anuncio de muchas aerolíneas de que podrían salir del vecino país, se agravaría la situación de los pasajeros que viajan desde y hacia ese destino. “Existe riesgo de aislamiento”, dice la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV).

Avianca anunció el recorte de 14 de los 21 itinerarios que tenía hacia ciudades de Venezuela, debido a la cesación de pagos.

Archivo Portafolioco

Avianca anunció el recorte de 14 de los 21 itinerarios que tenía hacia ciudades de Venezuela, debido a la cesación de pagos.

POR:
mayo 21 de 2014 - 04:17 a.m.
2014-05-21

El anuncio de varias aerolíneas internacionales de estudiar su posible salida de Venezuela debido a una cartera millonaria del Gobierno y la cesación de pagos, agravaría aún más la situación de Gonzalo Pérez-Canto y los miles de pasajeros que tienen ese país como origen o destino.

De hecho, Pérez-Canto, de 22 años, ha experimentado las consecuencias de un aislamiento aéreo que se ha agudizado con el tiempo. En los cuatro años y medio que lleva viviendo en Cali, donde estudia psicología, ha cultivado la costumbre de visitar a su familia en Valencia, a dos horas por tierra de Caracas.

Sin embargo, en las vacaciones de junio no lo hará, pues Avianca, la aerolínea por la que usualmente se desplaza, suspendió el itinerario hacia allá, con lo cual le tocaría aterrizar en Caracas y de ahí hacer el recorrido por tierra hacia su ciudad natal. Y ese es solo uno de los 14 vuelos semanales que recortó la aerolínea desde marzo. Hoy solo conserva 7.

Según Pérez-Canto, ahí no para todo, pues ya en Venezuela las aerolíneas no ofrecen tiquetes con más de 3 semanas de anticipación y los ponen más caros.

De acuerdo con Pérez-Canto, hace tres meses un vuelo entre Caracas y Europa valía 17.000 bolívares y hoy ronda los 30.000.

“Supuestamente no hay pasajes y lo que se escucha es que la gente se monta y ven que los aviones se van vacíos”, dice.

En Venezuela rige un estricto control de cambios desde el 2003 y las aerolíneas están obligadas a vender los boletos internacionales en bolívares y luego iniciar una ardua peregrinación en procura de que el Gobierno entregue los dólares correspondientes.

Hace un año, Pérez-Canto desistió de venirse por aire debido a que el único pasaje disponible costaba dos veces más de lo normal. Por eso, le tocó aguantarse el trayecto de 15 horas por tierra entre Caracas y Cúcuta, para allí tomar un vuelo local hasta Cali.

RIESGO DE AISLAMIENTO

Y lo más seguro es que las peripecias de él y sus compatriotas aumenten, pues varias compañías reconocidas dijeron en días pasados que están pensando no continuar con su operación en Venezuela, como consecuencia de que de los cerca de 14.000 millones de dólares que el Gobierno de Nicolás Maduro le adeuda al sector privado, 4.000 millones son suyos.

Incluso, analistas dijeron ayer que Venezuela habría caído en un default comercial selectivo, ya que el pago de muchas de esas deudas está suspendido desde hace más de un año. “La situación es crítica. Esto tiene un límite que lo establece cada línea, pero todas están preocupadas, todas están en la lista y estudian si deberán suspender operaciones temporalmente”, dijo Humberto Figuera, presidente de ALAV.

“Existe el riesgo real de aislamiento de aquí a unos meses”, agregó, tras la confirmación de Alitalia de suspender vuelos a Caracas por cinco meses, siguiendo los pasos de Air Canadá, en marzo, y mientras otra decena de empresas recortaron frecuencias y bloquearon ventas.

Por años, Venezuela fue ‘El Dorado’ de las aerolíneas, ya que un bolívar sobrevaluado, el control de cambios y un mercado negro de divisas disparatado generaban distorsiones que garantizaban vuelos repletos a precios altos. Ni usuarios ni empresas perdían, y era el Estado quien terminaba pagando la fiesta.

Agencias
 

Siga bajando para encontrar más contenido