Venezuela amplía toque de queda fronterizo con Colombia

Decreto restringe paso de noche de personas para “resguardar la inviolabilidad de las fronteras, combatir contrabando y prevenir actividades que pudiesen representar amenazas a la seguridad”.

Autoridades venezolanas dicen que su país pierde al año unos 7.200 millones de dólares por contrabando en la frontera.

Archivo Portafolio

Autoridades venezolanas dicen que su país pierde al año unos 7.200 millones de dólares por contrabando en la frontera.

Internacional
POR:
diciembre 16 de 2014 - 02:22 a.m.
2014-12-16

El Gobierno de Venezuela ordenó limitar el paso de personas por la frontera en horarios nocturnos, una medida que amplía la ya existente para vehículos privados y de transporte.

El decreto fue publicado en la Gaceta Oficial venezolana, que establece que: “Ordenar (...) restringir el desplazamiento fronterizo de personas, tanto por vía terrestre, aérea y acuática, y de vehículos, durante el horario comprendido desde las 22 horas, hasta las cinco horas”, señala el artículo 1 de la resolución. Según el texto, esta decisión se adoptó con el objeto de “resguardar la inviolabilidad de las fronteras, combatir el contrabando y prevenir actividades de personas que pudiesen representar amenazas a la seguridad” de Venezuela.

Esta restricción se suma a la ya existente para los vehículos de carga y de transporte de mercancías “de cualquier rubro (...) en todos los municipios fronterizos”, informó la Gaceta.

Este cierre se aplica, recuerda el texto, desde las 18.00 horas hasta las 05.00 de la mañana desde agosto, una decisión “para reducir a su mínima expresión el contrabando de extracción”, remarcó el día de su puesta en marcha el jefe del Comando Estratégico Operacional de las Fuerzas Armadas (CEOFANB), general Vladimir Padrino.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, se reunieron a principios de agosto en Cartagena, un encuentro del que salió la creación del Centro Binacional de Comando y Control contra el Contrabando, con sede en los dos lados de la frontera.

Sin embargo, la decisión del cierre fronterizo generó la “inconformidad” de la Cancillería colombiana ya que –según la titular de exteriores de ese país, María Ángela Holguín– se tomó de manera “unilateral” por parte del Ejecutivo encabezado por Maduro. El Gobierno colombiano ha manifestado su desacuerdo con este cierre nocturno por los efectos negativos que, asegura, causa en el comercio bilateral.

Venezuela ha puesto especial énfasis en la lucha contra el contrabando al considerar que es una de las causas de la escasez y el desabastecimiento que vive el país petrolero.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, informó a principios de diciembre del encarcelamiento de más de mil personas por delitos relacionados con el contrabando en los últimos cuatro meses.

Venezuela y Colombia comparten una porosa frontera de 2.219 kilómetros en la que existe una fuerte actividad de contrabando de todo tipo de productos, sobre todo desde Venezuela hacia Colombia, debido a la gran diferencia de precios entre ambos países que deja amplios márgenes de ganancia, enormes en el caso del combustible.

Según las autoridades, el Estado pierde al año unos 2.200 millones de dólares por contrabando de gasolina y más de 5.000 millones por la extracción de alimentos. Los opositores al mandatario socialista aseguran que el contrabando ha crecido en los últimos años debido a la colusión entre las Fuerzas Armadas de Venezuela y los contrabandistas.

CHAVISTAS REPUDIAN LAS SANCIONES DE ESTADOS UNIDOS 

Miles de simpatizantes del chavismo, fundamentalmente empleados públicos, convergieron ayer en cuatro avenidas del centro y el oeste de Caracas para marchar en repudio a las sanciones de Estados Unidos a altos funcionarios del chavismo envueltos en presuntas violaciones de derechos humanos contra opositores. En las inmediaciones de la Plaza Venezuela, la avenida Nueva Granada, el Parque Alí Primera y la plaza Capuchinos se reunieron los afectos al oficialismo, acudiendo a la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro la pasada semana, bajo el lema “A Venezuela se respeta” y para “repudiar el intervencionismo y la amenaza de los Estados Unidos”. A la marcha asistieron personas identificadas como empleados de ministerios, empresas estatales y bancos oficiales, muchos llegados en autobuses.

Agencias