Venezuela, a la caza de difíciles acuerdos fuera de la Opep

El Ministerio de Petróleo venezolano propone “establecer un grupo técnico de trabajo permanente Opep - No Opep, para el monitoreo continuo del mercado” y que genere recomendaciones.

El gobierno de Nicolás Maduro busca que se suban los precios del crudo en el mercado mundial para cubrir su déficit fiscal.

Archivo particular

El gobierno de Nicolás Maduro busca que se suban los precios del crudo en el mercado mundial para cubrir su déficit fiscal.

Internacional
POR:
junio 03 de 2015 - 02:15 a.m.
2015-06-03

Ante el nuevo panorama de precios bajos del petróleo, Venezuela está buscando apoyos fuera de la Opep para estabilizar el mercado, aunque la estrategia se anuncia difícil.

El ministro de Petróleo y Minería Asdrúbal Chávez se encuentra en la capital austríaca para participar el viernes en la reunión semestral del cártel, que deberá decidir si mantiene o no su techo oficial de producción en 30 millones de barriles diarios (mbd).

En un comunicado del gobierno venezolano, Caracas propone “establecer un grupo técnico de trabajo permanente Opep - No Opep, para el monitoreo continuo del mercado”. El objetivo de dicho grupo técnico es “generar recomendaciones para la efectiva toma de decisiones de los países productores”, añade el Ministerio de Petróleo y Minería, que no llama explícitamente a que la Opep recorte su techo oficial de producción.

Venezuela, golpeada por la recesión y una elevadísima inflación (68,5% en el 2014), obtiene de las exportaciones de crudo el 96 % de sus ingresos en divisas. El país, con las mayores reservas probadas de crudo, se ha visto duramente golpeado por el nuevo contexto de precios bajos, y en el 2014 la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) acusó una caída de la producción, los ingresos y las exportaciones.

Sin embargo, el recorte que en estos últimos meses han pedido Venezuela y otros países de la Opep como Argelia, Angola y Libia parece bastante improbable. Arabia Saudita, el miembro más poderoso del cártel, y sus tres socios más estrechos (Kuwait, Catar y Emiratos Árabes Unidos) están decididos a defender sus partes de mercado frente al auge del petróleo de esquisto norteamericano, y no tanto los precios.

Dicha estrategia prevaleció en la última reunión, y según analistas, el viernes el techo oficial de producción seguirá en 30 mil barriles diarios.

La Opep, que bombea el 30 % del crudo mundial, no quiere que todo el peso de un eventual recorte recaiga por completo en sus hombros. Por esto mismo, en los últimos meses ha explorado una colaboración con otros grandes productores, como Rusia o México, país este último que se esfuerza en atraer capital extranjero ahora que su sector energético ha sido abierto a la inversión privada. Jamie Webster, analista del instituto IHS, no cree que Venezuela pueda convencer a otros acerca de un recorte, y destacó la paradoja de que en general “todo el mundo quiere que los demás recorten la producción, pero los propios países que lo piden, a su vez, no quieren recortar”.

En el caso de México, señaló que en plena reforma energética el Gobierno no va a decir ahora “por favor vengan e inviertan en México, que vamos a recortar la producción”.

Los precios del crudo llegaron a caer un 60 % entre junio del 2014 y enero de este año, en parte por la decisión de la Opep el pasado noviembre de mantener su techo oficial en 30 mbd.

El valor promedio de la cesta venezolana se sitúa en 48,29 dólares por barril, un 20 % por debajo del valor de referencia de 60 dólares inscripto en el presupuesto nacional del país, que debe el 80 % de sus ingresos fiscales al crudo.

ESPERAN RECUPERACIÓN DE LOS PRECIOS PESE A LA SOBREOFERTA

El ministro de Petróleo de Angola, José Botelho de Vasconcelos, dijo que un precio de 80 dólares sería bueno para el crudo, uniéndose a un coro de funcionarios y delegados de la Opep que esperan una recuperación mayor de las cotizaciones en los próximos meses, pese al exceso de suministro global en el mercado.

En noviembre pasado, la Opep no recortó su bombeo y optó por defender su cuota de mercado, en medio de una creciente oferta proveniente del auge de la producción de petróleo de Estados Unidos. La decisión provocó una caída en los precios del petróleo hasta los 46 dólares por barril en enero, pero se han recuperado a 65 dólares por las expectativas de una desaceleración del bombeo estadounidense. El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, había anticipado el lunes un ajuste del suministro y una mejora de la demanda.

AFP