En Venezuela la devaluación ronda el 61%

Así lo señala un informe de Barclays, al afirmar que ese Gobierno obliga a las empresas privadas a pagar más por los dólares que se subastan.

Venezuela obliga en este momento a las empresas a pagar un 61 por ciento más que un año atrás.

EFE

Venezuela obliga en este momento a las empresas a pagar un 61 por ciento más que un año atrás.

Internacional
POR:
octubre 08 de 2014 - 05:59 p.m.
2014-10-08

La devaluación más abrupta de una moneda está ocurriendo con tan poca fanfarria que probablemente se esté pasando por alto.

Venezuela obliga en este momento a las empresas a pagar un 61 por ciento más que un año atrás por dólares en las subastas gubernamentales, según estimaciones de Barclays Plc. Estas ventas son la única manera en que la mayoría de ellas puede echar mano a la escasa divisa para comprar productos en el exterior sin tener acceso al tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar.

El país vecino intenta aliviar una escasez crónica de dólares causada por años de un control gubernamental cada vez mayor sobre el mercado cambiario y la economía. Al mismo tiempo, el presidente Nicolás Maduro podría resistirse a llevar a cabo una devaluación del tipo de cambio oficial debido a la preocupación de que aumente la inflación más alta del mundo y agrave la escasez que desató terribles protestas este año.

“No están dando saltos ni poniendo avisos en el diario diciendo que devaluaron la moneda, pero es lo que están haciendo efectivamente”, dijo desde Nueva York el 6 de octubre Jim Craige, que tiene a su cargo US$50.000 millones en activos de mercados emergentes como administrador de cartera en Stone Harbor Investment Partners LP. “El tipo de cambio de 6,3 está muy alejado de la realidad”.

Después de la cesación de pagos sobre deuda de Argentina en julio, los inversores observan a Venezuela conforme la semana próxima vencen pagos de bonos soberanos por US$1.800 millones, incluidos US$1.500 millones de un pagaré que vence este miércoles. El 3 de octubre, el Gobierno retiró US$1.800 millones de sus reservas en moneda extranjera, llevando sus tenencias hasta un mínimo en 11 años de US$20.000 millones, según datos del banco central.

‘CAPITALISTAS SALVAJES’

Venezuela adoptó controles cambiarios en 2003 para defender las reservas en baja contra los “capitalistas salvajes”, como los llamó el ex presidente Hugo Chávez. Los controles evolucionaron a lo largo de los años hasta incluir subastas de divisas en las cuales el gobierno raciona la oferta de dólares.

Algunos importadores de alimentos y medicamentos pueden comprar la moneda estadounidense al tipo oficial de 6,3 bolívares. Los fabricantes pueden a veces conseguir un cambio de 12 bolívares en las subastas gubernamentales semanales, en tanto a los individuos e importadores de productos no esenciales se les ofrecen montos limitados por 50 bolívares en una venta diaria. El gobierno debilitó el tipo de cambio para los fabricantes desde 10 a comienzos de junio.

Barclays estima que este año la cuarta parte de las transacciones se realiza a los dos tipos de cambio más bajos y que, por consiguiente, las empresas están pagando al gobierno un promedio de unos 17,3 bolívares por dólar, en comparación con 6,7 el año pasado. La caída de 61 por ciento es mayor que la registrada por todas las demás monedas que Bloomberg monitorea en el mundo.

“Es una devaluación furtiva”, dijo por teléfono el 29 de septiembre Alejandro Grisanti, economista para América Latina en Barclays en Nueva York.

Devaluar la moneda puede ayudar al gobierno a mejorar sus finanzas dándole más bolívares por cada dólar que vende y cada barril de petróleo que exporta.

Maduro devaluó abiertamente el bolívar en febrero de 2013 cuando ocupó la presidencia durante el tratamiento de Chávez por cáncer, bajando el tipo oficial desde 4,3 por dólar. Maduro, un ex sindicalista, ascendió a la presidencia luego de la muerte de su mentor el mes siguiente.

Las consecuencias políticas de esa devaluación podrían explicar la renuencia de Maduro a repetir el experimento.

Bloomberg