Venezuela habría registrado una inflación
de 180,9% y caída del PIB de 5,7% en 2015

El presidente Nicolás Maduro anunció este miércoles una serie de medidas económicas para salir de la crisis.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Efe

Internacional
POR:
Portafolio
febrero 18 de 2016 - 01:23 p.m.
2016-02-18

Venezuela registró una inflación de 180,9% en 2015, una de las más altas del mundo, y un retroceso en su PIB de 5,7%, en su segundo año consecutivo de caída, informó este jueves el Banco Central de Venezuela (BCV).

Las cifras se conocen un día después de que el presidente socialista Nicolás Maduro anunció un alza de más de 6.000% en los precios de la gasolina -que estuvieron congelados durante 20 años- y una devaluación de 37% del bolívar, aunque manteniendo el sistema de control cambiario.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo que obtiene el 96% de sus divisas de las exportaciones de crudo, atraviesa por una grave crisis económica, con marcada escasez de productos, especialmente de alimentos básicos y medicinas.

Sobre el alza de los precios, el BCV reconoció que "se producen en un contexto en el cual se mantiene una reducción de la oferta de bienes de consumo final, debido a la baja en las importaciones y a la merma en la producción nacional, circunstancias a su vez influenciadas por la caída de los precios internacionales del petróleo".

El Banco Central también atribuyó la espiral inflacionaria a "la situación de desabastecimiento de productos" que asegura, "es percibido por la población como uno de los principales problemas que aquejan al país, junto a la especulación y el acaparamiento".

El comportamiento de los precios en Venezuela muestra una clara tendencia ascendente, con crecimiento de la inflación por tercer año consecutivo, que fue de 20,1% en 2012, de 56,2% en 2013 y de 68,5% en 2014.

En cuanto a la actividad económica, los datos del Banco Central de Venezuela revelan que durante el año pasado hubo una profundización de la recesión en la economía venezolana, que ya había caído 3,9% durante el año 2014.

Según el BCV este resultado negativo se debe a "la menor disponibilidad de divisas, producto del impacto adverso de la caída de los precios del petróleo, situación que afectó las importaciones requeridas por el aparato productivo nacional".

El sector privado, responsable de la mayoría de la actividad económica tuvo un decrecimiento de 8,4%, frente a un sector público que creció 1,1%.

LAS MEDIDAS DE NICOLÁS MADURO

Establecer un nuevo sistema cambiario, devaluando la moneda de 6,3 a 10 bolívares por dólar, subir por primera vez en 20 años los precios de los combustibles y aumentar en un 20 por ciento el salario mínimo, serán algunas de las acciones económicas que pondrá en marcha el presidente venezolano Nicolás Maduro para enfrentar lo que él llama un bloque financiero internacional, cuyo objetivo es "arrodillar" a la nación y "apoderarse" de sus riquezas".

Para el mandatario hay intereses extranjeros detrás de esa “guerra financiera”.

"Hay un solo poder en este mundo que puede dirigir las piezas de una guerra financiera internacional contra la República (...) no digo más, que cada quien saque sus conclusiones", dijo Maduro este miércoles en cadena nacional.

Así mismo, el presidente Maduro anunció que hará una devaluación de la moneda nacional al pasar el valor del dólar preferencial o protegido de 6,3 a 10 bolívares, para buscar una "simplificación" del sistema de control cambiario y pasar de tres "a dos bandas".

Esto quiere decir que el nuevo sistema cambiario suprime uno de los tres tipos de cambio que existían hasta ahora (el intermedio que se encontraba a 13 bolívares) e incorpora un tipo de cambio del "dólar flotante". Aun así no precisó más detalles sobre el tipo de cotización al que arrancará.

Ese tipo de cambio se basará en una “transformación” del actual Simadi, la cotización oficial más alta, que actualmente se encuentra en cerca de 200 bolívares por dólar.
Cuando apenas los venezolanos estaba digiriendo la noticia, Maduro anunció un aumento del precio de la gasolina, por primera vez en dos décadas, de 0,01 dólar el litro a 0,95 dólares a la gasolina súper.

"Hay un solo poder en este mundo que puede dirigir las piezas de una guerra financiera internacional contra la República (...) no digo más, que cada quien saque sus conclusiones".

COMPARTIR EN TWITTER


“Esto es una medida necesaria, una acción necesaria, yo la asumo (...) 1 bolívar (0,15 dólares) la de 91 octanos y 6 bolívares (0,95 dólares) la de 95”, afirmó el presidente.
El aumento de la que era la gasolina más barata del mundo entrará en vigor el viernes y fue de 1.328,5% para la gasolina normal y de 6.085% para la súper.

Maduro precisó que el litro de gasolina en Estados Unidos cuesta 0,78 dólares el litro, en Colombia 1,08 dólar y en Venezuela 0,01 dólar a la tasa de cambio oficial más baja de 6,3 bolívares por dólar.

"Vamos a cobrarla porque estábamos pagando por echarla", precisó desde el Palacio de Miraflores. En América Latina el precio de combustible oscila entre 0,55 (Ecuador) y 1,41 (Uruguay) dólares por litro.

Si en Venezuela se calcula el dólar al precio del mercado paralelo -de poco más de 1.000 bolívares por dólar-, en este país se llenaría 250 veces el tanque de un automóvil promedio.

El aumento de la gasolina, que Maduro postergó en varias ocasiones, era un tema casi tabú, bajo el recuerdo de que en 1989 un incremento del precio del combustible fuera uno de los detonantes del "Caracazo", como se denominó a un sangriento estallido social.

"Llamo a la paz y al respeto de todas estas decisiones necesarias. Ha llegado la hora de que instalemos un sistema que garantice el acceso a los hidrocarburos a precios justos", dijo Maduro.

Además anunció un aumento del 20% en el salario mínimo, que pasará de 9.600 bolívares a 11.520, (1.152 dólares a la nueva tasa oficial más baja y 11,5 dólar al valor de la divisa en el mercado paralelo.

Venezuela sufre una severa crisis económica, con una inflación anualizada de 141,5% a septiembre de 2015 (oficial), la contracción económica el año pasado fue de casi 7% y el déficit público alcanzó el 20%, de acuerdo con economistas privados, en una coyuntura adversa por la caída de los precios del petróleo, actualmente por debajo de 30 dólares por barril.

La oposición asegura que la única forma de que Venezuela salga de la crisis económica es un "cambio de gobierno”. 

Con agencias