Las ventas de Samsung caen y se encienden las alarmas

"Las ganancias ofrecen una dura comprobación de la realidad de que Samsung no es Apple, sino Samsung. Su estrategia de teléfonos a precios caros no funciona más, en momentos en que los rivales chinos también ofrecen teléfonos buenos a precios mucho más baratos", dijo analista de IBK Securities.

La compañía surcoreana se enfrenta a la amenaza inminente del próximo iPhone de Apple.

EFE

La compañía surcoreana se enfrenta a la amenaza inminente del próximo iPhone de Apple.

Internacional
POR:
julio 09 de 2014 - 05:21 p.m.
2014-07-09

Samsung ofreció un pronóstico de ganancias trimestrales inesperadamente débil que encamina a la firma a sus peores resultados en dos años y pone en duda la estrategia del líder de teléfonos inteligentes frente a sus rivales chinos más baratos.

Las ganancias de la coreana podrían caer hasta 26 por ciento con respecto al año anterior.

La compañía surcoreana se enfrenta a una desaceleración del crecimiento del mercado, una competencia intensificada de precios en el extremo inferior y la amenaza inminente del próximo iPhone de Apple.

"Samsung tiene que revisar su estrategia de teléfonos inteligentes", aseguró Lee Seung-woo, un analista de tecnología de IBK Securities. Mientras que los teléfonos inteligentes llevaron a

Samsung a ganancias récord el año pasado, el mercado está madurando. La firma de investigación IDC predice que el crecimiento de los envíos globales se desacelerará a un 19,3 por ciento este año desde un 39,2 por ciento en el 2013, mientras que los precios promedio de venta también se reducirán.

Algunos analistas dijeron que Samsung podría verse obligada a recortar los precios de los dispositivos de mediano a bajo nivel, donde el crecimiento es más fuerte, para competir con rivales chinos como Huawei y Lenovo. Mientras que eso ayudaría a defender su cuota de mercado, también recortaría los márgenes, frenando la recuperación de sus ganancias en el corto plazo.

La compañía dijo que "espera con cautela" una mejor perspectiva para el tercer trimestre con el lanzamiento de una nueva línea de teléfonos inteligentes, una reducción en los costos de comercialización y un impulso estacional por la demanda en su negocio de memorias. Samsung estimó que su ganancia operativa entre abril y junio probablemente cedió un 24,5 por ciento respecto al año anterior a 7.120 millones de dólares. Este sería el porcentaje de caída más fuerte desde el primer trimestre del 2011 y el nivel más débil desde una ganancia de 6.400 millones de dólares en el segundo trimestre del 2012.

La guía, que se entrega antes de las cifras definitivas de fines de julio, es mucho menor a los 8.200 millones de dólares que esperaba el promedio de 38 analistas consultados en un sondeo por Thomson Reuters. El resultado sería la tercera baja trimestral consecutiva de las ganancias de la empresa.

Samsung dijo además que sus ventas del segundo trimestre probablemente bajaron un 9,5 por ciento a 51.300 millones de dólares. Las ventas se comparan con expectativas de los analistas de 53,4 millones de dólares y representarían la primera baja anual desde que Samsung adoptó nuevas pautas contables en el 2009.

EL TIEMPO y Reuters