Vigilar el desarrollo mundial costará US$250 mil millones

Estudio de Morten Jerven, advirtió este miércoles en la Asamblea de Naciones Unidas, que se debería recortar objetivos para 2030.

Actuales objetivos del Milenio de la ONU para reducir el hambre y la pobreza vencen en 2015.

EFE

Actuales objetivos del Milenio de la ONU para reducir el hambre y la pobreza vencen en 2015.

Internacional
POR:
septiembre 25 de 2014 - 03:49 a.m.
2014-09-25

El mundo se arriesga a tener que gastar unos 250.000 millones de dólares solo para supervisar los objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas para 2030, desviando dinero para metas como terminar con la pobreza o proteger el medio ambiente, según un estudio publicado este miércoles.

El reporte dijo que los Gobiernos deberían recortar drásticamente una lista borrador de objetivos para 2030 de los actuales 169 para evitar gastar tanto dinero en recopilar estadísticas.

Un funcionario del Banco Mundial refutó el estudio, diciendo que los costos estimados eran demasiado altos.

Los líderes mundiales tienen previsto establecer nuevas metas de desarrollo sustentable, como mejorar la salud y asegurar el acceso a la energía, cuando los actuales objetivos del Milenio de la ONU para reducir el hambre y la pobreza venzan en 2015.

El reporte de Morten Jerven, un experto en desarrollo de la Universidad Simon Fraser en Canadá, estimó que cada nuevo objetivo costará 1.500 millones de dólares si fuera rastreado a través de censos y sondeos de hogares, estándares de vida y salud. Esto podría significar un total de 254.000 millones de dólares para los 169, o cerca del doble de la cantidad anual de las donaciones de ayuda de los países desarrollados en todo el mundo, escribió el autor.

Muchas naciones en desarrollo, especialmente en el África subsahariana, necesitan ayuda para mejorar la recopilación de datos. “Si eres serio sobre vigilar el desarrollo (...) necesitas reducir la lista” de objetivos, dijo Jerven sobre su estudio para el Centro de Consenso de Copenhague, que busca poner un precio sobre los desafíos para combatir temas que van desde la malaria hasta el cambio climático.

El estudio señala que los costos de recolección de datos son elevados, incluso con la ayuda de la Internet y la tecnología moderna. Tener datos confiables es vital para evaluar las necesidades de desarrollo, dijo. Gabriel Demombyness, funcionario del Banco Mundial de alto nivel, dijo que la estimación de Jerven de 1.500 millones de dólares por objetivo sobreestimaba las necesidades futuras, al decir que Naciones Unidas en 2013 instó a una “revolución de datos” para emplear nuevas tecnologías.

SUBE INTERÉS EN LA 'ECONOMÍA NARANJA' 

En Latinoamérica comienza a despertar el interés por el aporte de la cultura, también conocida como “la economía naranja o creativa”, al desarrollo económico, explicó el consultor del

Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Felipe Buitrago, coautor del libro ‘La Economía Naranja: una oportunidad infinita’, quien destacó que este proyecto pretende “incentivar el debate en torno a las industrias culturales”.

Reuters