Volkswagen quiere ahorrarse 100 millones de euros anuales

El consejo de supervisión de la automotriz se reúne en la sede de la compañía en Wolfsburg para debatir sobre los proyectos de ahorro en el consorcio y las críticas del presidente del comité de empresa, Bernd Osterloh.

Volkswagen

Archivo particular

Volkswagen

Internacional
POR:
noviembre 09 de 2015 - 11:32 a.m.
2015-11-09

La junta directiva informará al gremio de supervisión de los últimos acontecimientos en el escándalo de manipulación de emisiones de gases contaminantes, que también se hizo en el CO2 y va a obligar al mayor fabricante automovilístico de Europa a ahorrar más de lo que ya tenía previsto.

El nuevo presidente de Volkswagen, Matthias Müller, quiere ahorrar en fiestas de promoción y cambiar la cultura de gestión empresarial.

En el área de diseño, que está en la central, Volkswagen quiere ahorrar 100 millones de euros anuales, lo que podría costar puestos de trabajo.

Osterloh se ha quejado de que la junta directiva comunica planes de ahorro de forma unilateral y sin fundamento.

UNOS 540.000 COCHES DE VW EN ALEMANIA NECESITARÁN UN "GRAN CAMBIO TÉCNICO" 

La Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) de Alemania estima que 540.000 vehículos afectados por el escándalo de Volkswagen y en circulación en el país precisarán de un "gran cambio técnico" para subsanar el fraude de las emisiones.

El Ministerio de Transporte alemán informó hoy que debe ser Volkswagen, el mayor fabricante de vehículos de Europa, quien explique a los propietarios de los vehículos afectados qué tipo de reparación se requiere y cómo pretende llevarla a cabo.

Por Alemania circulan 2,4 de los 9,5 millones vehículos del grupo Volkswagen que cuentan en su motor diésel con un software que detecta cuando el automóvil está en un banco de pruebas y emite menos gases contaminantes para cumplir con los límites legales.

Entre los coches afectados había distintas motorizaciones que requerían diferentes soluciones: si para los motores de 2,0 litros se estimó que bastaba un cambio en el programa informático, sobre los motores de 1,2 y 1,6 litros se avanzó que necesitarían la sustitución de piezas claves.

Volkswagen ya avanzó que a partir de enero del año que viene comenzaría a llamar al taller a aquellos vehículos a los que tan sólo se debe sustituir el software.

Asimismo, el fabricante de vehículos alemán indicó que la respuesta a la manipulación del resto de vehículos -los que necesitaban nuevas piezas- no podría implementarse hasta septiembre del año que viene, una vez que esta se haya desarrollado completamente.

Volkswagen reconoció el pasado septiembre que instaló en millones de vehículos un software que falseaba los datos de emisiones tras una denuncia de la Agencia para la Protección Medioambiental (EPA) de EEUU. 

EFE