Voto a voto, Rousseff y Neves se pelean la presidencia

El último escándalo por corrupción en Petrobras, destapado el viernes por la revista Veja, podría hacer que los indecisos marquen la diferencia en el proceso electoral brasileño del fin de semana.

La presidenta Dilma Rousseff (izq.) y el opositor Aécio Neves (der.) cerraron sus campañas en actos del viernes.

EFE

La presidenta Dilma Rousseff (izq.) y el opositor Aécio Neves (der.) cerraron sus campañas en actos del viernes.

Internacional
POR:
octubre 25 de 2014 - 03:33 a.m.
2014-10-25

Cada voto contará este domingo en Brasil, donde unos 142 millones de ciudadanos decidirán quién los gobernará en los próximos cuatro años.

La séptima economía del mundo y la nación más grande de América Latina protagonizará la segunda vuelta electoral, en la cual la izquierdista presidenta Dilma Rousseff aspira a ser reelecta, y ganarle a su contrincante, el carismático empresario de centroderecha Aécio Neves.

A menos de cuarenta y ocho horas de los comicios, ambos cerraron sus campañas, en un intento por convencer al voto indeciso, que podría marcar la diferencia electoral.

Este es el proceso electoral más reñido de la historia democrática de Brasil. Rousseff ganó la primera vuelta electoral el pasado 5 de octubre con el 44 % de los escrutinios, quedando de segundo Neves con 30%, y dejando en el camino a la ecologista Marina Silva, a quien las encuestas daban como favorita.

Para este domingo, algunos sondeos dan ganadora a Rousseff con un 53 % frente a 47 % de Neves, pero otras encuestas mantienen que la tendencia es hacia el ‘empate técnico’. “Cualquiera puede ganar, cada voto cuenta”, dijeron analistas, quienes atribuyen a la poderosa máquina del oficialista Partido de los Trabajadores que la Presidenta haya conseguido despegarse de su rival.

Como cada voto cuenta en este Brasil dividido entre quienes buscan mantener al Partido de los

Trabajadores en el poder y quienes ansían un cambio tras numerosos escándalos de corrupción y un crecimiento anémico, la campaña ha sido sangrienta, llena de ataques personales y fuertes acusaciones éticas.

Sin embargo, hay quienes creen que eso podría cambiar a último momento, por cuenta de un escándalo de corrupción que afectaría la intención de voto a favor de Rousseff. Se trata de las revelaciones de la revista opositora Veja, que publicó el viernes una edición adelantada, con el supuesto testimonio a la justicia de Alberto Yousseff, uno de los acusados de intermediar en un esquema de sobreprecios de contratos en la estatal Petrobras destinados a financiar al PT y sus aliados. Yousseff, quien está preso desde marzo, dijo que el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) y su delfina política Dilma Rousseff “sabían todo”, algo que la mandataria negó con fervor. Analistas dicen que el efecto del escándalo se verá en las urnas.

AUMENTA EL DÉFICIT DE LAS CUENTAS CORRIENTES DEL PAÍS

El déficit de la cuenta corriente de Brasil aumentó con fuerza en septiembre, mostraron ayer datos del banco central, y alcanzó la mayor brecha en 12 meses en más de una década, en momentos en que la balanza comercial del país sufre por los precios más bajos de las materias primas.

Brasil anotó un déficit de cuenta corriente de 7.907 millones de dólares en septiembre, el mayor saldo negativo registrado este año y más que el déficit de 7.250 millones de dólares arrojado por la mediana de las previsiones de 19 expertos consultados en un sondeo de Reuters. En agosto, el déficit de cuenta corriente fue de 5.489 millones de dólares, y en septiembre del año pasado fue de 2.764 millones de dólares. En los 12 meses hasta septiembre, el saldo negativo en la cuenta corriente del país fue de un 3,7 % del PIB,su mayor brecha desde febrero del 2002.

Agencias