Wall Street cerró a la baja por desplome bursátil en China

La bolsa de Nueva York volvió a descender este lunes y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, perdió un 0,73 %.

Los inversores en Nueva York se dejaron arrastrar por el desplome vivido en las bolsas chinas apenas dos semanas después de empe

Archivo

Los inversores en Nueva York se dejaron arrastrar por el desplome vivido en las bolsas chinas apenas dos semanas después de empe

Internacional
POR:
julio 27 de 2015 - 03:44 p.m.
2015-07-27

Wall Street cerró a la baja por quinto día consecutivo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocedió un 0,73 % en una jornada marcada por el desplome de los mercados en China.

Al cierre de la primera sesión de la semana, el Dow Jones se bajó 127,94 enteros hasta los 17.440,59, situándose en su nivel más bajo desde el pasado mes de febrero.

Mientras, el selectivo S&P 500 cedió un 0,58 % (12,01 puntos hasta los 2.067,64) y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajó un 0,96 % o 48,85 unidades, hasta 5.039,78.

Wall Street se dejó arrastrar desde el inicio de la sesión por las fuertes pérdidas en las bolsas chinas, que vivieron su peor jornada en ocho años.

El índice de Shanghái, el de referencia en China, cayó un 8,48 % y el de Shenzhen perdió un 7,59 %, poniendo fin de forma abrupta a la recuperación que había vivido en las últimas dos semanas, tras el mes más duro de su historia.

Según los analistas, el principal motivo de esa fuerte bajada fue el anuncio de la Oficina Nacional de Estadísticas de que los beneficios de las principales firmas industriales chinas disminuyeron un 0,3 % interanual en junio, en fuerte contraste con el crecimiento del 0,6 % interanual que registraron en mayo.

El dato alimentó de nuevo las dudas sobre la economía del gigante asiático y golpeó especialmente a los sectores de la energía y de las materias primeras, que lideraron las bajadas en Nueva York con pérdidas del 1,87 % y del 1,32 %, respectivamente.

El petróleo de Texas también se vio claramente afectado y perdió un 1,56 % a lo largo de la jornada, hasta los 47,39 dólares el barril.

Las noticias de China dejaron sin efecto los datos positivos en EE.UU., donde hoy se supo que los pedidos de bienes duraderos a las fábricas aumentaron un 3,4 % en junio, impulsados por el sector del transporte, compensando con creces la caída de un 2,1 % el mes anterior.

Esta cifra superó las expectativas de los analistas que pronosticaban un ascenso de 2,6 % en junio.
La sesión fue negativa para todos los sectores de Wall Street, con la única excepción del de los proveedores de servicios públicos, que se anotaron una subida del 0,76 %.

De los treinta valores que componen el Dow Jones, sólo cinco terminaron la jornada en verde, liderados por Intel (1,05 %), General Electric (0,78 %) y Travelers (0,30 %). Las mayores pérdidas las sufrieron Boeing (-2,10 %), Chevron (-1,61 %) y JPMorgan Chase (-1,32 %).

La farmacéutica israelí Teva, especializada en genéricos, fue uno de los grandes protagonistas positivos de la jornada, pues sus acciones se dispararon más de un 16 % tras anunciar la adquisición de su rival Allergan por 40.500 millones de dólares. Mañana el foco de atención estará, entre otros, sobre Pfizer, DuPont, UPS, Merck y Twitter, que tienen previsto presentar sus resultados trimestrales.

Además, los inversores esperan noticias de la reunión de dos días que comenzará la Reserva Federal (Fed), de la que podrían salir nuevas pistas sobre el calendario para la subida de tipos de interés en Estados Unidos.

EFE