Wall Street cerró con pérdidas por caída de bolsas asiáticas

La bolsa de Nueva York vivió una sesión de intensa volatilidad y cerró con fuertes pérdidas, del 3,58 % en caso del Dow Jones de Industriales, en medio de temores por el desplome de las bolsas asiáticas y un petróleo que sigue perdiendo valor.

Durante la sesión se mezclaron las señales de alarma sobre la posibilidad de que se estuviera volviendo a esa crisis con comenta

Archivo

Durante la sesión se mezclaron las señales de alarma sobre la posibilidad de que se estuviera volviendo a esa crisis con comenta

Internacional
POR:
agosto 24 de 2015 - 02:22 p.m.
2015-08-24

El Dow Jones, el principal indicador del mercado, llegó a perder un 6,6 % en los primeros cinco minutos de la sesión, pero posteriormente pudo amortiguar su desplome y estuvo cerca de alcanzar un nivel positivo, aunque en la última hora recuperó parte de su caída y acabó perdiendo 588,47 puntos.

En una sesión muy turbulenta, el Dow Jones cerró con 15.871,28 enteros. El selectivo S&P 500, el indicador preferido por muchos operadores, bajó un 3,94 %, hasta 1.893,21 puntos, y el índice compuesto del mercado Nasdaq terminó con un retroceso del 3,82 %, hasta las 4.526,25 unidades.

Estos datos colocan a los tres indicadores camino de cerrar el mes con el peor descenso mensual desde hace más de seis años, cuando en Estados Unidos estalló una crisis financiera que tuvo graves repercusiones en el resto del mundo.

La sesión de hoy en Wall Street fue muy volátil. El índice que mide la inestabilidad de los precios y que se asocia con las señales de pánico en el mercado llegó a tener una variación cercana al 50 %, el mayor nivel en al menos cuatro años.

El Dow Jones llegó hasta el nivel más bajo en el último año y medio y terminó con un resultado que está muy por debajo de los 18.323,39 puntos del récord alcanzado al cierre del 19 de mayo pasado.

El Nasdaq, por su parte, terminó con el nivel de hace siete meses. La jornada comenzó con señales de pánico, pero poco a poco se fueron corrigiendo las fuertes pérdidas del inicio, aunque no se pudo mantener esa tendencia y terminó con una clara apuesta por las ventas.

Durante la sesión de hoy, el Dow llegó a bajar 1.089 puntos, pero fue durante los primeros cinco minutos de la sesión.

Nunca en la historia de ese indicador había bajado más allá de los 800 puntos durante una sesión. El récord anterior, de 777 puntos, fue anotado el 29 de septiembre de 2008, en medio de una grave crisis financiera que estalló en Estados Unidos.

Durante la sesión se mezclaron las señales de alarma sobre la posibilidad de que se estuviera volviendo a esa crisis con comentarios acerca de la posibilidad de que lo pasado hoy es solo un problema pasajero.

De hecho, en declaraciones a la cadena financiera CNBC, el profesor de Finanzas de la Wharton School Jeremy Siegel siguió apostando a que el Dow Jones terminará el año en 20.000 puntos, algo que ya había previsto anteriormente y sigue manteniendo.

"No va a ser imposible", insistió. "Una vez pase esta tormenta, el cuarto trimestre va a ser muy bueno", agregó Siegel, insistiendo que los fundamentos económicos en Estados Unidos son lo suficientemente sólidos para que no haya señales de pánico.

Algunos operadores pusieron como ejemplo la evolución que tuvieron hoy los títulos de Apple, la firma con la mayor capitalización bursátil de Estados Unidos: llegó a perder un 13 % nada más abrir Wall Street, subió el 2,9 % durante la jornada y terminó la sesión con un retroceso del 2,5 %.

Otros comentaristas destacaron que el mercado quedó "doblado, pero no roto" por los fuertes retrocesos que había en el resto de las bolsas mundiales a la apertura de

Wall Street y que recibieron un castigo peor. La Bolsa de Shanghái se hundió un 8,49 %, mientras que el principal índice del segundo mercado bursátil de China, el de Shenzhen, perdió un 7,83 %.

La Bolsa de Hong Kong cayó un 5,17 % y el impacto en Japón fue más leve, pues el índice Nikkei bajó un 4,61 %. Pero, teniendo en cuenta el comportamiento de Asia, los mercados europeos apostaron por las ventas en su sesión, con un sentimiento que se agudizó a la apertura de Wall Street, y cerraron antes de que el mercado de Nueva York comenzara a amortiguar sus pérdidas iniciales.

El DAX 30 alemán cayó un 4,70 %, el CAC 40 francés perdió un 5,35 %, el FTSE 100 británico cedió un 4,67 % y el IBEX español se derrumbó un 5,01 %, el descenso mayor en tres años.

EFE