Wall Street comienza noviembre con cautela

A pesar de los escarceos durante la jornada, el Dow Jones de Industriales y el selectivo S&P 500 no pudieron mantener los récords que habían alcanzado en la sesión anterior, la última de octubre, y terminaron con leves pérdidas.

l mercado también está pendiente de lo que pueda pasar este martes en las elecciones legislativas y la posibilidad de que haya c

Archivo particular

l mercado también está pendiente de lo que pueda pasar este martes en las elecciones legislativas y la posibilidad de que haya c

Internacional
POR:
noviembre 03 de 2014 - 10:20 p.m.
2014-11-03

Después de haber cerrado octubre con niveles históricos, Wall Street comenzó este lunes noviembre con cautela, en una sesión de trámite pendiente de la jornada electoral que vivirá mañana Estados Unidos.

Sin mayores referentes macroeconómicos, los analistas atribuyeron el descenso de ambos indicadores a la caída del precio del petróleo en los mercados internacionales, que en el caso del crudo de Texas alcanzó los 78,78 dólares el barril.

Detrás de esa caída hay intentos de Arabia Saudí, el principal exportador mundial de crudo, de perjudicar el precio del petróleo que se extrae en Estados Unidos, en un pulso hacia la baja, hasta que llegue a un punto en que deje de ser rentable su explotación.

Fueron precisamente las dos petroleras del grupo de 30 firmas del Dow Jones de Industriales, Chevron y Exxon-Mobil, las que encabezaron las pérdidas, similares a las ganancias que tuvieron en la jornada bursátil del viernes.

Pero el mercado también está pendiente de lo que pueda pasar este martes en las elecciones legislativas y la posibilidad de que haya cambios en el actual balance en la Cámara de Representantes, bajo control republicano, y en el Senado, dominado por los demócratas.

No hay una apuesta firme sobre lo que puede pasar tras la votación. Algunos analistas creen que Wall Street sólo reaccionará si hay una "sorpresa" en las urnas, considerando como tal que los demócratas sigan controlando el Senado tras la votación de mañana.

"Una combinación de un presidente demócrata (Barack Obama) y un Congreso republicano producirá los mejores resultados a largo plazo, por lo menos en los próximos seis meses", aseguró el operador bursátil Kenny Polcari en un comentario a la cadena financiera CBNC.

Echando un vistazo histórico, en Wall Street se recuerda que cuando los republicanos recuperan el control legislativo, con un presidente demócrata, la bolsa sube.

O puede que no cambie mucho, porque, como recuerda el mismo Polcari, "el Congreso ha sido casi irrelevante durante la presidencia de Obama por su incapacidad para llegar a acuerdos y trabajar en favor del bien de la nación".

EFE