Wall Street se desploma al final de la sesión

El Dow Jones, su principal indicador, cayó más de 500, arrastrado por un mal dato sobre la actividad industrial en China, que se hundió a niveles desconocidos desde hace siete años

El resto de sectores en Wall Street arrancaban con números rojos, entre los que destacaban el financiero (-0,96 %), el industria

Archivo

El resto de sectores en Wall Street arrancaban con números rojos, entre los que destacaban el financiero (-0,96 %), el industria

Internacional
POR:
agosto 21 de 2015 - 02:15 p.m.
2015-08-21

Wall Street se desplomó este viernes en la recta final y el Dow Jones, su principal indicador, cayó más de 500 puntos en una jornada negra en los mercados internacionales por el miedo a la desaceleración de la economía china.

Ese índice cayó un 3,12 % (-530,94 enteros) y terminó en 16.459,75 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 3,19 % hasta 1.970,89 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 3,52 % hasta 4.706,04 enteros.

La jornada arrancó con fuertes pérdidas en el parqué neoyorquino arrastrados por el pesimismo instalado en las principales bolsas mundiales tras conocerse otro dato preocupante sobre la evolución de la economía china.

La actividad manufacturera en el gigante asiático se contrajo en agosto hasta niveles que no se veían desde el año 2009, al situarse el índice gerente de compras (PMI, en inglés) de su sector industrial en 47,1 puntos, según el índice elaborado por la revista financiera Caixin.

La oleada de ventas siguió arreciando el resto del día y en la recta final los tres indicadores se desplomaron y cerraron la primera jornada de corrección en Wall Street desde el 10 de agosto de 2011, la última vez que el Dow Jones cayó más de 500 puntos.

Un día negro también en los mercados de materias primas, donde el barril de Texas llegó a cotizar en Nueva York por debajo de 40 dólares por primera vez desde 2009 y el crudo de Brent casi pierde los 45 dólares en Londres.

Los mercados mundiales temen que la desaceleración de China, que la semana pasada se vio obligada a devaluar casi un 5 % el yuan y tuvo que inyectar miles de millones de dólares en sus bancos, acabe impactando en el crecimiento de la economía mundial.

Tampoco ayudó la incertidumbre en Grecia después de la dimisión del primer ministro, Alexis Tsipras, lo que contribuyó a caldear todavía más los ánimos en las bolsas europeas: París cayó un 3,19 %, Madrid un 2,98 %, Fráncfort un 2,95 %, y Milán y Londres, ambas con un 2,83 %.

Todos los sectores de Wall Street cerraron con caídas de más de un punto porcentual, encabezados por el tecnológico (-3,65 %), el energético (-3,13 %), el financiero (-2,81 %), el de materias primas (-2,79 %) o el industrial (-2,57 %).

Apple lideró las pérdidas en el Dow Jones, con un desplome del 6,12 %, por delante de Microsoft (-5,67 %) y otros tres valores con caídas de más de cuatro puntos porcentuales: Nike (-4,84 %), Goldman Sachs (-4,60 %) y Chevron (-4,38 %).

También bajaron más de tres puntos porcentuales la aeronáutica Boeing (-3,85 %), la financiera Visa (-3,71 %), la cadena de tiendas Home Depot (-3,63 %), la tecnológica Intel (-3,52 %), el banco JPMorgan Chase (-3,46 %) y la petrolera Exxon Mobil (-3,29 %). Al cierra de la jornada bursátil, el oro subía a 1.159,2 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2,048 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1372 dólares.

EFE