Web venezolana ‘dolartoday.com’ tiene en jaque al bolívar

Desde Cúcuta, se afirma que el precio del bolívar lo determina el libre mercado, el cual es referenciado por esa página de internet. Esta es la historia.

Otros vienen con bolívares para poder ahorrar en pesos y otros a invertir en Cúcuta.

Archivo particular

Otros vienen con bolívares para poder ahorrar en pesos y otros a invertir en Cúcuta.

Internacional
POR:
septiembre 02 de 2015 - 02:31 a.m.
2015-09-02

Dolartoday.com, la página de internet que publica diariamente el precio del dólar paralelo para la moneda venezolana, se convirtió en todo un dolor de cabeza para el gobierno de ese país, que la acusa de terrorismo económico, y “de crear una burbuja financiera fiscal que hace daño”, según Elías Jaua, ministro de las Comunas y Movimientos Sociales.

El martes, el presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó desde China que estaba "ansioso por exponer todas las pruebas que tengo de la guerra económica contra la moneda venezolana”.

Maduro, además, citó entre las demandas al mandatario colombiano Juan Manuel Santos para reabrir la frontera, cerrada desde hace 14 días, que se regule el mercado cambiario en Cúcuta, “desde donde se promueve la guerra contra la economía venezolana”.

Es tanta la influencia de dolartoday.com (que cotiza el dólar paralelo en unos 700 bolívares por estos días), que los venezolanos toman este valor (también llamado dólar Cúcuta) como un patrón y una referencia certera del valor de su moneda, y lo utilizan para hacer negocios, comprar productos importados y materias primas, entre otros.

Pero fue el mismo gobierno venezolano el que le dio más validez a la página de internet cuando promovieron los sistemas cambiarios Sicad II y Simadi, e igualaron sus cotizaciones a las de dolartoday.com.

El origen de todo ha sido un control cambiario impuesto por Venezuela desde el 2003. Actualmente, rigen tres tipos de cambio oficial. El primero a 6,30 bolívares por dólar, el segundo (Sicad II), subió este martes a 13,50 desde los 12 bolívares con que comenzó, mientras que el tercero, el Simadi, creado para contrarrestar el dólar paralelo, se cotiza alrededor de los 200 bolívares.

Tiene razón Maduro al afirmar que el precio del dólar paralelo lo rige dolartoday.com, pero el cuestionamiento de fondo es por qué el venezolano del común confía más en una página de internet, con referencia al cambio en una ciudad intermedia colombiana, que en su propio gobierno.

Y la respuesta la encuentra en su propio estilo de dirigir la nación, “que al esconder y mentir en cifras como la de la inflación, desabastecimiento, crecimiento, reservas internacionales, la gente no le cree”, afirmó un propietario de una casa de cambio en la frontera del lado venezolano, que por obvias razones no quiso ser identificado.

Juan Fernando González, presidente de Asocambios en Cúcuta, la cual representa a las casas de cambio de la ciudad, aseguró que desde la capital de Norte de Santander no existe ninguna manipulación ni complot para debilitar al bolívar.

“Yo no conozco un actor lo suficientemente fuerte en esta ciudad como para manipular la moneda o la economía completa de un país. Todos somos medianos o pequeños”, agregó González.

Según el representante de las casas de cambio, ese precio del bolívar es un reflejo de lo devaluada que está esa moneda y de la debilidad de la economía venezolana.

Por oferta y demanda

En la zona, el precio del bolívar se cotiza de acuerdo a la oferta y la demanda de la moneda.

Portafolio tuvo oportunidad de observar cómo en una casa de cambio en Venezuela (antes del cierre de la frontera) la transacción se hace de acuerdo al libre mercado.

“Nunca chequeamos dolartoday.com”, dijeron algunos dueños de casas de cambio a ambos lados de la frontera.

En cambio, citan que las razones para la fuerte devaluación del bolívar es la gran oferta que existe de esa moneda. El venezolano está sacando capitales, debido a la hiperinflación y a la situación política, económica y social del país. Además, llegan a Cúcuta a conseguir medicinas, repuestos para carros y productos básicos que no se encuentran allá, trayendo bolívares.

“Otros vienen con bolívares para poder ahorrar en pesos y otros a invertir en Cúcuta. Mientras que el turismo es el único sector de la ciudad que requiere bolívares. Venezuela ya no tiene mucho que ofrecer”, afirmó González.

Pedro Vargas Núñez

Especial para Portafolio

Cúcuta