Germán Umaña Mendoza
columnista

¿Libre comercio?

El proteccionismo se encuentra en la prestación de servicios, en la revalidación de títulos y en el ejercicio de las profesiones en terceros países. 

Germán Umaña Mendoza
Opinión
POR:
Germán Umaña Mendoza
noviembre 23 de 2016
2016-11-23 09:13 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Con la creciente espiral de ascenso de gobiernos de derecha en el mundo, así como con la aplicación de políticas proteccionistas y xenófobas, se avecina una crisis en la globalización neoliberal sin rostro humano, concentradora del ingreso en manos de unos pocos, centralizadora del capital. Sin embargo, esta situación poco o nada tiene que ver con el libre comercio, el cual ya estaba en crisis hace mucho tiempo.

Me explico: para referirse al libre comercio hay que hablar de libre circulación de los factores: mercancías, servicios, capitales, progreso técnico, personas y seguridad jurídica para los Acuerdos que se alcancen.

Con Trump lo único que por ahora se encuentra en riesgo es la libre circulación de mercancías industriales. Anuncia incrementos en los aranceles para los productos de la China y renegociación de tratados bilaterales, especialmente el Nafta con México y Canadá. Otras mercancías como los commodities tienen arancel nulo y el sector agropecuario con excepción de los productos del trópico, tienen profundas fallas de mercado derivadas de la existencia inconmensurable de ayudas internas, sanitarias, de la aplicación del principio de Precaución, etc.

En servicios en el marco multilateral existe una mínima liberalización en la OMC y, en los tratados de protección de las inversiones, se logra una seguridad jurídica para las multinacionales en los países en las que la realizan. Lo demás es puro proteccionismo o, si no, trate de utilizar su Movistar de Colombia para llamar al Perú o viceversa. Se arruina.

La xenofobia impide cada vez más la circulación de personas. Sin embargo, el proteccionismo se encuentra en la prestación de servicios profesionales, en la revalidación de títulos y en el ejercicio de las profesiones en terceros países. Sobre este aspecto los avances son inexistentes, tanto en el marco multilateral como en el bilateral y estos, son los temas que realmente interesan a los países en desarrollo.

En propiedad intelectual, con la disculpa de la existencia de fallas de mercado que impiden las recuperaciones de las inversiones a los investigadores y autores, se crea la mayor protección a las empresas globales, autorizando períodos monopólicos absurdos (20 años mínimo en patentes, 50 en derechos de autor), para que puedan abusar de su posición dominante de mercado con total seguridad jurídica en sectores como los de la salud y la alimentación (agroquímicos), sin normas multilaterales de competencia que controlen los abusos de posición dominante en el mercado y haciendo más costosa la adopción del progreso técnico y científico por parte de las economías menos desarrolladas.

Se protege con la seguridad jurídica el statu quo que atenta contra la libre circulación de factores, contra el libre comercio y el desarrollo y se permite todo tipo de prácticas desleales. Que les molesta. A lo mejor, resultado del nuevo proteccionismo, podremos recuperar los grados de libertad necesarios para superar la ‘trampa del bilateralismo’ a que nos sometieron y recuperar la senda del multilateralismo en condiciones de equidad y equilibrio y profundizar en una mundialización con rostro humano.

Germán Umaña Mendoza
Profesor universitario
germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado