El 38 por ciento de los hogares colombianos vive en arriendo

Un estudio realizado por la ONU señala que el país tiene la mayor proporción de personas que viven como inquilinos en A. Latina.

Arriendo

Archivo Portafolio.co

Arriendo

POR:
octubre 17 de 2012 - 02:08 a.m.
2012-10-17

Colombia es la nación latinoamericana con mayor número de personas que viven en arriendo, según el informe “Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe 2012”, divulgado recientemente por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos.

Según el estudio, en nuestro país, el 38 por ciento de las personas vive en esta modalidad, cifra que contrasta con casos como Nicaragua, donde el número alcanza solo el 5 por ciento. Además, “buena parte de los hogares no dispone de un contrato escrito o, incluso cuando lo tiene, desconoce la legislación; también se dan casos en que, aun conociéndola, no se aplica”, señala el documento.

Al respecto, Nadia Morales, presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz de Colombia (Fedelonjas), considera que el fenómeno se debe a la idiosincrasia y a la baja bancarización del país. “En especial, hay dificultades para que las familias de bajos ingresos puedan acceder al crédito, lo que hace que mantiene alto el nivel de viviendas en arrendamiento”, explicó Morales.

Además, Morales resalta que en Colombia el marco legal para el alquiler de vivienda facilita el arriendo pues beneficia al inquilino, mientras que en otros países el sistema se inclina más hacia los propietarios.

Carlos Castro, asesor del viceministerio de Vivienda, aclara que la políticas del Gobierno buscan estimular la adquisición de vivienda propia, debido a la seguridad jurídica que esta otorga, mediante los subsidios a la tasa de interés (que ha beneficiado a 11.500 familias en la segunda etapa) y, recientemente, la entrega de casas gratis.

Sin embargo, el tema no es particular de Colombia. Jorge Enrique Torres, director del Centro de Estudios de la Construcción y el Desarrollo Urbano y Regional (Cenac), explica que la tendencia en la región apunta a reducir la proporción de propietarios, con excepción de Venezuela, donde el Gobierno ha tomado medidas para favorecer la adquisición de vivienda propia.

Además, señaló que tener una proporción alta de inquilinos no es algo negativo, pues, en algunos casos -particularmente en los estratos altos-, la determinación de vivir en arriendo se toma por criterios que trascienden el tema económico. “Lo hacen para ubicarse cerca de su trabajo o el lugar de estudio de sus hijos, y eso significa menores tiempos de desplazamiento, mayor calidad de vida”, dijo.

El caso capitalino

Recientemente, Cenac realizó un estudio sobre el tema en Bogotá, donde se encontró que, al cierre de 2011, el 41,4 por ciento de los hogares estaba en arriendo, el 40,3 por ciento tenía vivienda propia, el 3,5 por ciento residía en usufructo y el 2,3 por ciento restante tenía otra forma de tenencia.

Mientras el reporte arroja que el 80 por ciento de los hogares inquilinos pertenecen a estratos 2 y 3, llama la atención que las personas del estrato más bajo tengan una alta proporción de vivienda propia, lo que, según Torres, se explica porque su única opción es autoconstruir sus soluciones habitacionales, muchas veces “piratas”, por la falta de acceso a crédito.

cribus@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido