Cada apostador colombiano juega entre entre $ 3 y $ 47 mil

Coljuegos acaba de concluir un estudio sobre el perfil del apostador. En el 40 por ciento de las familias hay por lo menos un jugador. Jefes de hogar, los más esperanzados en ganar.

Cada apostador colombiano juega entre entre $ 3 y $ 47 mil

Javier Nieto Álvarez

Cada apostador colombiano juega entre entre $ 3 y $ 47 mil

POR:
marzo 04 de 2014 - 01:05 a.m.
2014-03-04

Aunque en general, los colombianos sueñan con volverse ricos a través de un golpe de suerte, y al menos en el 40 por ciento de los hogares ha habido un apostador, la plata que arriesgan en juegos de azar no es mucha. Está entre los 3 mil y los 47 mil pesos, según un estudio que define el perfil del apostador, el cual acaba de concluir Coljuegos.

La investigación halló que la mayor parte de los que regularmente le apuestan a su suerte -el 51 por ciento- son trabajadores por cuenta propia que buscan cambiar su estatus económico de un momento a otro. Un 26 por ciento son empleados. En el restante 23 por ciento hay pensionados, desempleados unos pocos inversionistas.

La población mayoritaria de apostadores, el 58 por ciento, está casado y en un 80 por ciento son jefes de hogar.

La clientela de los juegos de suerte está concentrada en los estratos dos y tres, donde se ubica el 74 por ciento de los apostadores, cuyos ingresos no sobrepasan los dos salarios mínimos. En el estrato 6 el porcentaje de jugadores cae a un nivel muy bajo, el 2 por ciento.

FAVORITOS

El estudio midió la preferencia entre 12 juegos, incluyendo varios que están por salir al mercado. Con un alto margen de diferencia, el chance se lleva el primer lugar, y a medida que pasa el tiempo gana más adeptos, pues en los últimos 3 meses, el 85 por ciento lo jugó, frente al 75 por ciento del mismo periodo en el año anterior.

Caso contrario sucedió con el Baloto, que tenía un 47 por ciento de adeptos en el año anterior al estudio y en el último trimestre perdió participación, al bajar a 34 por ciento.

Este resultado concuerda con varias de las razones expuestas por los colombianos para dejar de jugar en los últimos 3 meses: precio poco accesible para el jugador frecuente, temor a caer en la adicción, falta de tiempo para apostar, o porque no ven que la gente gane.

Otro resultado a destacar del estudio es que el chance es un juego de adultos. Los jóvenes colombianos muy poco les interesa este tipo de apuestas. La franja más amplia está entre personas mayores de 45 años los cuales, en su mayoría (61%), no estaría dispuesto a cambiarse de juego.

El apostador del Baloto, en un 26 por ciento, está por encima de los 55 años, mientras que las características de los seguidores de la lotería tradicional son similares a las del chance.

En cambio, según el estudio, las apuestas en mesas de juego conquistan más a menores de 34 años: 36 por ciento.

Martha Morales M.

Economía y Negocios

 

Siga bajando para encontrar más contenido