Apps para taxis están desplazando a radioteléfonos

Ante la gran acogida que han tenido las aplicaciones para solicitar taxi usando el celular, el Ministerio de Transporte coordinará con el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (TIC) cómo debe operar ese nuevo canal de comunicación para que sea más seguro.

Estas aplicaciones surgieron por la dificultad de conseguir un taxi libre en grandes ciudades.

Felipe Caicedo

Estas aplicaciones surgieron por la dificultad de conseguir un taxi libre en grandes ciudades.

Ahorro
POR:
julio 03 de 2013 - 04:05 a.m.
2013-07-03

Los acuerdos se divulgarán ante empresarios, propietarios, conductores y público en general. “Estas aplicaciones están reemplazando poco a poco a las radiofrecuencias, por eso es necesario definir qué responsabilidad tienen con la información las dueñas de esas tecnologías. Lo que sí hay que dejar claro es que los taxistas pueden utilizarlas siempre y cuando estén afiliados a las empresas de transporte de pasajeros individual, que son las que deben reportar trimestralmente quién conduce cada taxi”, afirmó Ayda Lucy Ospina, directora de Tránsito y Transporte.

Estas herramientas surgieron tras la dificultad de conseguir un vehículo libre en las grandes ciudades como Bogotá, y para evitar los peligros a los que una persona se expone en cualquier esquina si se sube a un taxi ilegal o pirata.

En Colombia se usan al menos tres aplicaciones gratuitas para teléfonos inteligentes. Se trata de Tappsi, Easy Taxi y Smart Taxi, desarrollos tecnológicos que empiezan a ganar usuarios y empezaron a competir con las tradicionales radiofrecuencias que usan las empresas afiliadoras para ubicar los vehículos disponibles y reservar los servicios.

Asimismo, el Ministerio de Transporte afirmó que si bien los taxistas pueden usar las aplicaciones para reservar servicios o conseguir más carreras, deben seguir utilizando los taxímetros autorizados con el conteo de unidades como es costumbre.

LAS 3 APPS MÁS POPULARES EN COLOMBIA PARA PEDIR TAXI
Tappsi es colombiana, creada por Andrés Gutiérrez y Juan Salcedo, dos jóvenes que pusieron de moda una nueva manera de pedir taxi desde el teléfono –sin gastar minutos y sin esperar la confirmación de la operadora–. Ya completa cerca de 100.000 descargas.
La segunda, Easy Taxi, fue desarrollada por una empresa brasileña y funciona en las ciudades de Río de Janeiro, Sao Paulo, Bello Horizonte, Curitiba y Manaos, y en las capitales de Chile, Argentina, México y Venezuela. En Colombia opera en Bogotá, Cali y Medellín.
Aunque Easy Taxi fue la primera en aterrizar en las tiendas de aplicaciones de Apple y Google no se hizo popular entre taxistas y pasajeros colombianos. La aplicación tiene más de un millón de descargas en el mundo y muy pronto estará en Manila, Hong Kong y Bangkok.
La tercera no se sabe si es colombiana o extranjera, pues su nombre coincide con una aplicación desarrollada por Taller de Innovación Abierta, una empresa española especializada en el análisis de datos en tiempo real (Big Data). Cuenta con el apoyo de Plug and Play, la aceleradora de empresas tecnológicas ubicada en el corazón de Silicon Valley, fundada por el norteamericano de origen iraní, Saeed Amidi.
¿QUÉ LAS HACE DIFERENTES?

 Las tres eliminan la intermediación humana para solicitar un servicio si es pasajero o para reservarlo si es conductor. “Desaparece ese ruido desesperante del radioteléfono y uno va pensando en cómo no toparse con el trancón y en aceptar el mayor número de servicios posibles”, dice Augusto Quintero, taxista bogotano que tiene en su tableta las tres aplicaciones.
El proceso es sencillo, incluso para los más negados a la tecnología. Se descarga una aplicación, inicialmente funciona en equipos (celulares y tabletas) con sistemas operativos iOS (Apple) y Android, y se llena un formulario con datos básicos: nombre, número celular y correo electrónico. Para usarlo es indispensable tener plan de datos y activar la opción de localización o GPS en el celular.
Al momento de solicitar el servicio se escribe en la aplicación la dirección exacta del lugar en donde está el usuario y se da clic en ‘Solicitar’. En máximo 10 minutos el taxista, que debe tener instalada la aplicación en su teléfono o tableta, recoge al pasajero.

Christian Pardo Q.

Economía y Negocios