Los colombianos empiezan a ahorrar más en sus alcancías

Fenalco le hace un llamado a los bancos para que las entidades incentiven el ahorro en el sistema financiero.

Cada día aumenta el número de monedas de 1.000 pesos que los ciudadanos guardan en sus alcancías.

Archivo particular

Cada día aumenta el número de monedas de 1.000 pesos que los ciudadanos guardan en sus alcancías.

Ahorro
POR:
marzo 16 de 2015 - 11:57 p.m.
2015-03-16

Aunque la cantidad de dinero depositado por los colombianos en las cuentas de ahorro aumentó un 3,2%, el número de usuarios que utilizaron las vías bancarias para el ahorro creció apenas un 1,7%.

Estas cifras, reveladas por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) sugieren que los colombianos no están utilizando los servicios tradicionales de los bancos, como las cuentas de ahorro, para proteger su dinero. Sin embargo, quienes las utilizan depositaron más plata, en comparación al mismo periodo del año pasado.  

Si miramos este crecimiento en ‛términos reales’, hubo una disminución en el saldo de las cuentas de ahorro, pues la inflación fue de 3,8 %.

De acuerdo con este informe, una de las razones podría ser que los intereses recibidos son negativos. Sin embargo, no todo es responsabilidad de la inflación. Los bancos también tienen cuota de responsabilidad.

Fenalco sugiere que el sistema bancario “hace mucho rato no despliega una estrategia para alentar el ahorro de los colombianos de a pie, que incluya sustanciales reducciones en las cuotas de manejo, talonarios, retiros en cajeros y un largo etcétera”.

No es necesario contratar una consultora para hacer una encuesta y reafirmar la siguiente hipótesis: cada día aumenta el número de monedas de 1.000 pesos que los ciudadanos guardan en sus alcancías. (Lea también: Escasean monedas de mil porque se van a la alcancía)

Los intereses que reciben los usuarios bancarios son negativos, por eso las preferencias de los consumidores apuntan a ahorrar monedas en alcancías durante un lapso considerable de tiempo hasta que el ‛marrano’ esté lleno y se rompa.

Una revisión de las cifras sobre los costos de los servicios asociados a cuentas de ahorro, que publica la Superintendencia Financiera de Colombia, también da claridad de porqué los usuarios empiezan a preferir sus alcancías a cuentas en bancos.

Portafolio.co hizo el siguiente ejercicio: se tomaron nueve bancos (Banco Agrario, Banco Caja Social, Davivienda, Banco de Bogotá, Banco de Occidente, Banco Popular, Bancolombia, BBVA y Citibank) y se sacó un promedio de los costos de los servicios relacionados a las cuentas de ahorro. Luego se compararon las cifras de 2014 con las de 2015.

El resultado fue el siguiente:

El incremento del valor de la cuota de manejo de la tarjeta débito fue de 4,04 %. El costo del talonario aumentó un 3,39 %.

Por su parte, el valor de la consulta de saldo en cajero electrónico de la misma entidad de la tarjeta creció 0,18 %, mientras que el costo de usar el mismo servicio pero usando un cajero de otro banco subió 2,83 %.

Los anteriores números vuelven a confirmar la hipótesis: los hogares colombianos están empezando a cambiar sus hábitos de ahorro. No solo por el aumento de la inflación y la pérdida del valor del dinero con el paso del tiempo, también el incremento en los costos de los servicios ofrecidos por los bancos ha hecho que los colombianos vuelvan al ‘marranito’.

Hace poco, Edward McBride, editor de finanzas de The Economist, escribió que muchos ahorradores en todo el mundo están prefiriendo refugiarse en “un activo que, a pesar de que a menudo pierde valor, rara vez provoca que alguien pierda hasta la camisa: el dinero en efectivo”.​