Corto plazo y baja capacidad analítica castigan acciones

Una forma eficiente de fijar precios de emisiones de acciones es el llamado ‘book-building’.

Los tenedores de títulos buscan valorizaciones altas en el corto plazo.

Archivo Portafolio.co

Los tenedores de títulos buscan valorizaciones altas en el corto plazo.

POR:
octubre 12 de 2012 - 01:39 a.m.
2012-10-12

Pese a que en los últimos años el mercado accionario de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) ha logrado avances importantes con la aparición de nuevas emisiones de títulos, el cortoplacismo se ha convertido en un fenómeno que afecta a ese tipo de inversión de riesgo, señala el centro de estudios económicos Anif.

Según el organismo, hay razones fundamentales que explican el hecho de que la inversión en renta variable se considere una alternativa de corta duración.

La primera es el hecho de que el público se ha acostumbrado a obtener valorizaciones altas en un corto periodo de tiempo para liquidar sus portafolios rápidamente y obtener las ganancias respectivas.

“Sin embargo, ese comportamiento es contrario a la esencia de la tenencia de mediano plazo, que tiende a acompañar a los demandantes de renta variable”, dice un reporte de Anif.

El centro de estudios económicos dice que otra explicación es la “baja capacidad analítica en función de la firma emisora que se tiene en Colombia”, lo cual explica que se preocupe más por la colocación y no por hacer un análisis profundo del precio justo de la emisión.

A este respecto, Mauricio Restrepo, gerente de investigaciones económicas de la sociedad comisionista Bolsa y Renta, dice que un precio se calcula con base en muchos factores, incluido el comportamiento propio del mercado y las valorizaciones que hagan las firmas de banca de inversión.

Anif señala que una forma eficiente de fijar precios de emisiones de acciones es el llamado book-building, en la que el estructurador fija una banda de precio.

En Colombia, ese sistema se usó en la emisión del Helm Bank pero, por varios factores, ese título no ha tenido un comportamiento positivo en el mercado.

Ojo con el flotante

Un factor clave que genera cortoplacismo es el hecho de que las empresas emisoras tienen un bajo flotante en el mercado, es decir, el número de acciones que se pueden transar de manera efectiva en la Bolsa y que no permanecen ‘congeladas’ en los portafolios, especialmente de los socios mayoritarios.

Esto tiene que ver con el miedo a perder control accionario de las empresas y al interés de inversionistas de largo plazo, como los fondos de pensiones, de ‘guardar’ acciones en sus portafolios por un largo periodo de tiempo.

Siga bajando para encontrar más contenido