Despidos no deben crear una imagen desfavorable de empresas

Existen métodos para preparar a los empleados y ser responsables, como empresa ante las decisiones laborales.

POR:
agosto 04 de 2012 - 12:01 a.m.
2012-08-04

Para muchos empresarios y directivos, los despidos masivos o, inclusive, el de un empleado, es un tema que debe ser tratado con cuidado y responsabilidad, al punto que las organizaciones ya ven este tema como uno de responsabilidad empresarial, en el que se busca preparar al colaborador para la búsqueda de un nuevo empleo, otros retos y metas.

Ahora, las compañías están utilizando el método de ‘Management de Carrera’, en reemplazo del concepto de ‘Outplacement’, ambos programas son de gran ayuda para que el proceso de despido se torne menos traumático y no deje empleados resentidos que con su concepto ocasionen más daño que un cliente inconforme, pues su opinión tiene mayor credibilidad, ya que hizo parte de la compañía y conoce su funcionamiento, desde adentro.

En el sentido de los altos ejecutivos de carrera, esta forma de ver las cosas les prepara a lo largo de su escala dentro de las empresas para que sepan que se puede reiniciar una vida laboral, ser productivo y exitoso.

En el caso del ‘Outplacement’ o los llamados programas de entrenamiento, que iniciaron en los años 50 en Estados Unidos, cuando las empresas empezaron a detectar que las personas no logran una adecuada incorporación al mercado laboral y que necesitan herramientas para poder hacerlo, frente a sus constantes cambios y nuevos conceptos.

PASOS APROPIADOS

En un buen proceso de retiro se debe ser transparente en las decisiones. Igualmente, la documentación del empleado y hasta sus cartas de recomendación y liquidación deben estar al día y de conformidad, al momento de notificarle.

En dicha charla se debe explicar claramente el motivo del despido, y escuchar al colaborador y sus explicaciones por un desempeño bajo o su opinión sobre la compañía y sus jefes o compañeros.

Luego, y con lo que el trabajador dijo, en su favor o el de la compañía, se debe hacer una evaluación, pues en ocasiones, la culpa no es toda del empleado, sino que existen situaciones del entorno laboral, de la empresa y los jefes inmediatos que influyen en los resultados.

Siga bajando para encontrar más contenido