No despilfarre la prima. Vea cómo invertirla

Por estos días las empresas del país les están pagando a sus empleados la prima de mitad de año. Para no malgastarla le recomendamos algunas opciones que le serán útiles para planificar su uso.

No despilfarre la prima. Vea cómo invertirla

Archivo Portafolio

No despilfarre la prima. Vea cómo invertirla

Ahorro
POR:
junio 15 de 2015 - 07:12 p.m.
2015-06-15

Quien eligió el término prima para definir el beneficio que pagan las empresas a sus trabajadores, como retribución por las utilidades que generaron en seis meses, no pudo ser más acertado.

Y es que esta expresión salarial es tan familiar y tan ‘querida’ como un pariente.

“Llegó la prima”, es para muchos trabajadores, con contrato formal y prestaciones, la exclamación que esperan escuchar con ansias en junio y diciembre de cada año.

¿Pero qué hacer con la prima?, ¿cuál es la fórmula para saber el valor que le deben pagar?

Ahorrar o pagar deudas no debe ser siempre una ‘camisa de fuerza’ para utilizar este beneficio, que a veces se ve como un ingreso adicional, pero que está programado desde la firma de un contrato o la vinculación a una empresa.

Hay que entender que desde un inicio en el contrato laboral queda consignado que se pagarán al año, al menos, 13 salarios, uno más de los 12 meses trabajados, por concepto de prima. Legalmente, una prima corresponde a la mitad de su sueldo mensual, lo que también puede ser expresado en la fórmula:

Salario mensual x Días laborados (en el semestre) ÷ 360 = Prima.

De acuerdo con Diego Moreno, director de Conocimiento y Experiencia del Cliente de Bancolombia, la prima debe estar incluida en un plan financiero personal y por lo tanto se debe planificar su uso.

Cómo usar la prima depende de la situación personal de cada trabajador y de su momento de vida.

“Las prioridades de un joven son distintas a las que tiene un padre cabeza de hogar. Dependiendo la etapa de la vida se define la prioridad”, dijo Moreno.

La prima generalmente, por coincidir con temporada de vacaciones, es utilizada para viajar o en regalos, en el caso de la de fin de año.

Sin embargo, también puede ser usada para educación, salud, vivienda, pagar deudas, hacer reparaciones e incluso para invertir en un negocio o en el mercado bursátil.

Es importante que al recibirla haga un análisis de su situación financiera, saque cuentas y determine las prioridades.

Si decide invertirla, tenga en cuenta que las entidades financieras cuentan con varias modalidades como los CDT, la cartera colectiva o los fondos mutuos que serían buenas opciones. Asesórese en su banco para elegir la forma de inversión más apropiada. Con estas opciones no sólo invertirá sino que también ahorrará.

No obstante, si quiere usarla para pagar deudas, tenga en cuenta que ese dinero, casi nunca, alcanzará para cubrir la totalidad de las ‘culebras’, por eso es bueno hacerse a la idea que solo servirá como mecanismo de liberación de endeudamiento. Empiece por las deudas más fáciles de pagar y así suprimirá obligaciones más rápidamente.

En cambio, si quiere utilizar ese dinero para renovar su armario y darse unos gustos, cerciórese en no desbordarse y gastar de más. Usualmente, muchas personas, llevadas por las ofertas en estas temporadas, gastan mucho más de lo previsto, hasta el punto que estas compras se pueden convertir en una deuda adicional.

Por otro lado, puede aprovechar este ingreso para hacer reparaciones.

Cambiarle las llantas a su carro, terminar de una vez por todas con la gotera de la cocina, reemplazar la ducha, son algunas de las cosas en las que puede usar la prima.

También invierta en su salud. Utilice ese dinero para un tratamiento dental o unas gafas nuevas. A veces no solo el dinero es lo más importante.

Sea lo que sea en lo que use la prima, planifique para que no la despilfarre.

Javier Acosta
Portafolio.co