Que las deudas del año viejo no le dañen el 2015

Se estima que compras de diciembre con tarjeta de crédito sumaron $ 4,5 billones.

Que las deudas del año viejo no le dañen el 2015

Archivo Portafolio

Que las deudas del año viejo no le dañen el 2015

Ahorro
POR:
enero 11 de 2015 - 10:47 p.m.
2015-01-11

Bien lo dice el dicho popular: ‘Después de los gozosos vienen los dolorosos’. Y ahora que termina la temporada de vacaciones, muchas personas inician el 2015 con poco dinero en sus bolsillos y deudas de más.

La euforia de la Navidad hace no se midan en gastos, al punto de que muchas terminan desbordando sus presupuestos y hasta endeudándose más de la cuenta.

De este modo, para una inmensa mayoría, la entrada del nuevo año viene con un fuerte guayabo crediticio, aunque el dolor de cabeza será cuando comiencen a llegar los extractos de las tarjetas, las listas de los útiles escolares, los uniformes y demás gastos propios del año que empieza.

Cálculos de la firma de consultoría Raddar indican que solo en diciembre pasado los colombianos gastaron 47,5 billones de pesos, de los cuales 7,5 billones correspondieron únicamente al consumo derivado de las fiestas navideñas.

Aunque buena parte de esas compras se hacen con recursos propios –ahorro, prima navideña, bonificaciones y vacaciones–, otra porción importante acude a la vía del crédito bancario y extrabancario.

CRECE EL CRÉDITO

Solo en el último mes del año pasado, los colombianos acudieron a las tarjetas de crédito y débito para cubrir gastos del orden de los 4,5 billones de pesos, incluidos los avances en efectivo, dijo una fuente bancaria.

Javier Navarro, vicepresidente de comercios de CredibanCo, afirmó que el uso de las tarjetas (débito y crédito) se dispara entre un 30 y un 40 por ciento en la temporada decembrina, lo que eleva la facturación en un 12 por ciento en las compras a crédito.

El verdadero problema no es tanto el gasto de diciembre, sino que los colombianos, a lo largo del 2014, acumularon otras obligaciones, contagiados, quizás, por el buen momento económico que vive el país.

Entre enero y noviembre del año pasado, se endeudaron en otros 9,3 billones de pesos solo para efectuar gastos de consumo, lo que elevó el saldo de esa deuda con la banca a 88,7 billones, según informó la Superintendencia Financiera.

La entidad dijo, además, que los desembolsos de noviembre en esa línea de crédito llegaron a 6,5 billones de pesos.

Juan Pablo Zorrilla, codirector de Resuelve tu Deuda, firma especializada en asesorar a personas en dificultades financieras, sostuvo que ante la avalancha del gasto y consumo de estas fiestas las personas no pueden ignorar que las obligaciones contraídas se deben comenzar a pagar. Por eso hay que estar preparados, con un plan adecuado que permita que estas no se prolonguen más del tiempo necesario.

ESTRATEGIA DE PAGOS 

Se estima que en Colombia existen más de 1,5 millones de personas en dificultades para cumplir con sus obligaciones financieras. La cartera vencida en consumo suma 4,2 billones de pesos.

“El origen del problema está en la falta de administración y de visibilidad al armar un presupuesto.

Las personas tienden a maquillar los números y su situación financiera, pero cuando se tienen que enfrentar a la realidad es cuando aparecen las verdaderas dificultades”, dijo Zorrilla.

Advirtió, no obstante, que no todo está perdido y que con una buena planificación podrán sacar adelante sus obligaciones en el 2015, pero que se necesitan disciplina y orden.

El programa ‘Consumo inteligente’, de MasterCard, recomienda, como un primer paso, elaborar un plan de pagos, ordenándolas de mayor a menor según el costo de los intereses.

“Si necesita ver avances para motivarse, es mejor empezar por las de menor monto”, concluyó.

NO SE CONFORME CON PAGAR SOLO LA CUOTA MÍNIMA 

Si comienza el año con tres créditos y cada mes cumple con el pago mínimo en cada uno, es hora de cambiar de estrategia para que estos no se perpetúen. Los expertos sugieren elevar ese pago mínimo en un 30 por ciento. A la mayor deuda siga abonando el mínimo, y haga lo mismo con la segunda más costosa. Aumente el valor en el crédito más pequeño para pagarlo más rápido. Cuando termine ese crédito, siga el mismo proceso con el segundo y, finalice con el más elevado.

¿CÓMO SÉ SI ESTOY SOBREENDEUDADO?

Según Juan Pablo Zorrilla, de Resuelve tu Deuda, el presupuesto de una persona se divide en dos partes: los gastos fijos, que determinan la calidad de vida, como salud, vivienda, educación y transporte, y constituyen el 70 por ciento de sus ingresos.

Y los gastos variables, ahorro, entretenimiento y deudas, que representan el restante 30 por ciento.

Cuando un individuo les quita capacidad de gasto a esas cuatro categorías básicas es porque su situación de endeudamiento se está complicando y busca soluciones con más crédito.

SUGERENCIAS

Expertos dan algunas pautas para no dejarse ahogar por las deudas:

1. Las causas

Haga una lista de las causas que lo llevaron a tomar más deudas que las que su capacidad de pago le permitía. Fíjelas en un lugar visible para evitar repetirlas de nuevo.

2. Cero deudas

Por ningún motivo adquiera nuevas deudas, ni siquiera con amigos o familiares. Si tiene un plan de pagos y su presupuesto está ajustado a este, otra obligación solo le traerá problemas.

3. Venta de crédito

Analice la opción de reestructurar sus deudas solo si con esto consigue bajar la tasa de interés. Algunas entidades compran sus deudas a cambio de mejores condiciones de pago para ganar mercado.

4. Gasto medido

No gaste más allá de lo que sus ingresos se lo permiten. Comprar y manejar el dinero de forma inteligente será fundamental para que las deudas no perduren durante el nuevo año.

5. Freno a tarjetas

No olvide que las tarjetas de crédito no son extensión de sus ingresos. Por eso, mientras no salde la deuda, lo mejor es no usarlas. Evite llevarlas en su billetera para no caer en la tentación.

Carlos Arturo García
EL TIEMPO