Los ejecutivos modernos quieren platos sanos y de buen gusto

Lo 'light' pasa a un segundo plano para darle prioridad a lo verdaderamente nutritivo y con óptima sazón, según un estudio de Unilever Food Solutions. Las cenas, después de una dura jornada de negocios, también se prefieren saludables y apetitosas.

Los ejecutivos modernos quieren platos sanos y de buen gusto

Archivo particular

Los ejecutivos modernos quieren platos sanos y de buen gusto

Ahorro
POR:
febrero 23 de 2015 - 03:20 p.m.
2015-02-23

La tendencia nutricional actual radica en que la mayor parte de los hombres de negocios no busca tanto adelgazar, sino llevar una alimentación sana que les ayude a mantener una excelente salud y estar completamente alertas para el desarrollo de sus trabajos.

Así lo establece un estudio hecho por Unilever Food Solutions en el mundo, en los que se estableció que el 34 por ciento de los ejecutivos modernos quiere más vegetales en sus platos; el 32 por ciento busca comidas con menos grasas; el 26 por ciento pide que se reduzcan el tamaño de las porciones, el 22 por ciento le gustaría comida asada, a la parrilla o al horno y el 19 por ciento, recetas con menos calorías.

“Sin embargo, todos concuerdan en que a la hora de comer fuera de casa, la principal motivación sea el buen sabor de las comidas; así los señaló el 72 por ciento de los encuestados. El consumidor de hoy ya no busca la comida light, porque de nada sirve las pocas calorías si los alimentos no nutren o no aportan nutrientes a la salud y no tienen un sabor agradable. La idea es mantener un buen equilibrio gastronómico, sin sacrificar la buena sazón”, sostiene el informe.

La nutricionista argentina Tatiana Arguedas apoya la idea de cuidar el balance en las comidas, sin que se pierda el gusto. “Hay gente que piensa que puede ingerir todos los alimentos que quiera, solo porque son light; y esa no debe ser la consigna, porque estas comidas también deben comerse con moderación. La dieta balaceada con frutas, verduras, alguna carne y un carbohidrato permite tener todos los nutrientes y disfrutar cada bocado”.

En el estudio también se dejó claro que en las horas de la noche, luego de una dura jornada de negocios, tanto gerentes como ejecutivos prefieren tomar platos livianos y apetitosos, especialmente en sus casas; pero que necesitan una dirección frente al menú apropiado, luego de duras jornadas de trabajo.

Según Arguedas, “siempre se debe comer dos horas antes de acostarse, para que el metabolismo pueda trabajar, sin problemas. Pero el objetivo es que se incluyan alimentos muy frugales o de fácil digestión, y en pequeñas cantidades. Como por ejemplo, una buena ensalada de legumbres o de verduras, acompañada de la tajada de un buen pan elaborado. El pan se convierte en un excelente acompañante para los platos de la cena, que no pueden ser pesados ni calóricos”, agrega Arguedas.

ALGUNOS CONSEJOS

Edwin Mendez, chef ejecutivo del hotel Four Points By Sheraton dice que para las noches, además de los panes hechos con masa madre, se puede incluir una brocheta caprese, hecha con queso blanco y tomate cherry. Una ensalada de atún con apio y alverjas; seis bocados de sushi; una pasta al burro (en pequeña cantidad), una torta de verduras o una taza de avena con sánduche de queso y  pavo o jamón, sin grasa.

“Como bebidas caen muy bien los té de menta o de flor de Jamaica o las infusiones de frutas”, agrega el Chef.

Justamente, teniendo en cuenta el papel importante que juega el pan en las diferentes comidas del día, el Club del Pan habla de algunos de sus productos más saludables o que pueden complementar los platos de estos hombres importantes de negocio, sin que pierdan el hilo de una dieta balanceada.

“Para el desayuno, la mejor opción para gerentes o ejecutivos exigentes es un croissant o unas tajadas de panes integrales o multicereales, con una ración de mermelada de frutas. Pero también se puede considerar un sánduche de jamón y queso mozarella, hecho con pan de avena, el cual resulta ideal para controlar el colesterol” sostiene Juan Manuel Martínez, gerente del Club del Pan.

El almuerzo puede ser saludable y tener un sabor tradicional si se acompaña con panes tipo Ciabatta (típico italiano), ciabatta integral, baguette y panes de avena. Y para la hora de la cena, una excelente opción son los hechos con masa madre, entre ellos: panes de aceituna (ideales para pastas), panes de cebolla (perfectos para carnes), panes con pasas y nueces (para acompañar queso) y los multigranos, para las ensaladas.