Emisor no mueve la tasa de interés y la deja en 4,75 %

La junta mantuvo inalterado el interés y no anunció más medidas cambiarias.

Ahorro
POR:
octubre 26 de 2012 - 08:46 p.m.
2012-10-26

Algunos de los factores que influyeron fueron los indicadores de actividad económica en el tercer trimestre de 2012 confirman la debilidad de la economía mundial.

Europa continúa contrayéndose y los Estados Unidos crecen a un ritmo moderado.

La desaceleración observada en algunas de las economías emergentes de mayor tamaño parece estar estabilizándose.

En este contexto, y sin presiones inflacionarias, es de esperar que la tasa de interés externa se mantenga baja por un período prolongado. Asimismo, a pesar del menor crecimiento mundial, el precio internacional del petróleo y otros productos básicos permanecen altos.

Las condiciones financieras internacionales han mejorado, en parte por las acciones de política de los principales bancos centrales del mundo. La volatilidad ha disminuido y los precios de algunos activos han aumentado.

No obstante, la incertidumbre asociada a los problemas de las finanzas públicas y de los bancos en algunas economías avanzadas continúa siendo alta.

De igual manera, En Colombia, al igual que en otros países, la debilidad de la economía mundial se ha visto reflejada en el menor crecimiento de las exportaciones y de la producción industrial. Los términos de intercambio continúan altos y estimulan el ingreso nacional.

A su vez la junta directiva dijo que el crecimiento del crédito continúa desacelerándose y los índices de precios de la vivienda nueva y usada se encuentran en niveles históricamente altos.

De acuerdo con la evaluación del actual balance de riesgos, la Junta Directiva consideró apropiado mantener la tasa de interés de intervención en 4,75%.

La nueva información permitirá establecer acciones futuras de política monetaria, tanto la concerniente al desarrollo de los eventos en los países avanzados y su impacto en la confianza, la demanda global y los precios internacionales de los bienes básicos, como la proveniente de la dinámica interna.