Entidades, con dos años para cambiar 16 millones de tarjetas

Todos los plásticos deberán tener chip en octubre del 2014.

Ahorro
POR:
octubre 31 de 2012 - 04:46 a.m.
2012-10-31

Las entidades financieras tienen dos años –hasta octubre de 2014– para cambiar las tradicionales tarjetas de banda magnética, aún en poder de las personas, por las que traen incorporada la tecnología chip.

Así lo establece la Superintendencia Financiera en su Circular Externa 042 del 4 de octubre, que ordena que desde el 1 de abril de 2013, se den a los clientes las nuevas tarjetas débito y crédito.

La diferencia con la Circular 052 de 2007 “es que en esa normativa era una opción para las entidades ofrecer a sus clientes las tarjetas con microcircuito, mientras que en la 042 esto se convierte en una obligación”, dijo el delegado para Riesgo Operativo de la Superfinanciera, Miguel Ángel Villalobos.

El caso es que en cinco años de vigencia de la Circular 052 que impuso la tecnología de las tarjetas con chip, las entidades financieras no las han colocado de manera masiva entre sus clientes.

El cambio será para 16 millones de tarjetas que no cuentan con chip, pues a la fecha apenas 12,2 millones de ‘plásticos’ fueron reemplazados.

El cambio demandará a la banca inversiones por unos 24 millones de dólares, pues una ‘tarjeta chip’ cuesta entre 90 centavos y 1,5 dólares.

Entre abril y octubre de 2013, todos los cajeros electrónicos deben recibir las nuevas tarjetas, y los establecimientos tendrán que contar con mecanismos de autenticación y sistemas de seguridad para Internet, audiorrespuesta y banca móvil.

Hoy, todos los datáfonos leen tarjetas chip, al igual que el 75 por ciento de los 11.450 cajeros automáticos.

Según el gerente de Certicámara (que trabaja temas de seguridad digital), Erick Rincón, la importancia de la Circular es que detalla los elementos de seguridad que se deben implementar en cada canal transaccional y fija plazos claros.

Según el vicepresidente de Tecnología de RBM Redebán, Valentín Echeverri, los plazos son razonables, y que solo el costo de una tarjeta chip es 4 veces mayor que el de una de banda.

Carlos Arturo García M.

Redacción de Economía y Negocios