Extranjeros quieren más deuda privada colombiana

Así lo demuestran las emisiones en el exterior de bonos corporativos nacionales.

POR:
agosto 01 de 2012 - 02:20 a.m.
2012-08-01

Sobredemandas que llegan hasta ocho veces el monto adjudicado han tenido las más recientes emisiones en el exterior de bonos corporativos colombianos, por cuenta de la rentabilidad de estos títulos y la necesidad de los extranjeros de diversificar sus inversiones.

Este año, los bonos del Grupo Aval alcanzaron a tener pedidos por 8,3 veces el monto finalmente colocado en el exterior, 600 millones de dólares.

Los bonos de la Transportadora de Gas Internacional (T.G.I) y Davivienda recibieron pedidos por cuatro veces el monto adjudicado, mientras GNB Sudameris tuvo solicitudes por cuatro veces el valor de los bonos que colocó en el exterior.

El apetito por las emisiones corporativas colombianas en el mercado internacional obedece a la alta demanda que tienen estos papeles en los mercados de deuda privada en el extranjero, según señala un informe elaborado por la comisionista de bolsa Correval.

Y dos son los factores principales que crean las condiciones ideales para que los emisores colombianos ‘triple A’ tomen provecho de la creciente demanda por el riesgo corporativo colombiano, dice el reporte.

Por un lado, en los mercados de deuda corporativa internacional (principalmente Estados Unidos, Inglaterra y Europa), existe alta demanda por bonos corporativos que ofrezcan mayores tasas de rentabilidad en comparación con los emitidos en sus mercados locales, como los bonos de empresas con operación en mercados emergentes y que alcancen el grado de inversión internacional (BBB- en la escala de Standard & Poor’s).

De otra parte, en los mercados de deuda regional (principalmente Chile, Brasil y México), existe interés por la diversificación del riesgo, sin sacrificar la tasa de rentabilidad objetivo.

Sin embargo, el informe señala que la incursión de las empresas colombianas en los mercados de deuda corporativa internacional ha sido tímida, aunque exitosa en los años de 2011 y 2012.

“Tan solo un puñado de emisores colombianos se ha asomado en los mercados internacionales, pero esto no ha sido obstáculo para que hayan logrado grandes éxitos en la colocación de sus bonos corporativos”, dice el estudio.

Estos son los casos del Grupo Sura, EPM, Pacific Rubiales, Grupo Aval y Emgesa.

QUIEREN PAGAR EN PESOS

La alta revaluación del peso, que este año ha alcanzado niveles del 10 por ciento, ha sido vista como una oportunidad para empresas de Brasil que quieren captar recursos en el exterior.

Es el caso de BTG Pactual, que esta semana se reunirá con analistas e inversionistas de Colombia para presentar los pormenores de una colocación de bonos en el mercado internacional, los cuales serán pagaderos en pesos.

El propósito es aprovechar el fortalecimiento de la moneda colombiana para atraer a los posibles interesados en la oferta.

Siga bajando para encontrar más contenido