Vea cómo financiarse con un crédito rotativo

Esta línea de financiamiento, parecido a una tarjeta de crédito, facilita efectivo en cualquier momento.

Van 38 alertas por firmas de captación ilegal de dinero

Un crédito rotativo es una modalidad ofrecida por las entidades financieras, en el cual se aprueba un cupo de crédito, una tasa de interés y unas particularidades operativas.

ARCHIVO PARTICULAR.

Ahorro
POR:
Portafolio
febrero 09 de 2016 - 09:52 a.m.
2016-02-09

Llevar a cabo una planeación financiera acertada no solo depende de tener ‘ganas’ de ahorrar ni de elaborar presupuestos complicados que en muchas ocasiones no se cumplen.

Más bien se trata de reunir una adecuada, oportuna y completa información sobre los diferentes productos que ofrecen los bancos para evitar que las deudas crezcan.

Afianzar conocimientos en temas financieros y tener dominio sobre las ventajas y desventajas de cada uno de ellos, le evitará caer en errores que pueden resultar costosos y ahorrará recursos que le servirán para cumplir sus metas.

En este sentido, saber cómo funciona y para qué sirve un crédito rotativo puede ser de gran ayuda si usted está interesado en encontrar líneas de financiación diferentes a los créditos tradicionales.

¿QUÉ ES?

Un crédito rotativo es una modalidad ofrecida por las entidades financieras, en el cual se aprueba un cupo de crédito, una tasa de interés y unas particularidades operativas. Este cupo se encuentra disponible para los clientes en el momento en el que deseen hacer uso del mismo y por eso es considerado como un crédito de libre inversión.

En general, la mayoría de entidades exigen requisitos similares para acceder a este producto: ser mayor de edad (algunas entidades exigen tener más de 23 años), demostrar ingresos superiores a un salario mínimo y presentar buena calificación en las centrales de riesgo en caso que tenga deudas con otros establecimientos.

Recuerde que es importante justificar y soportar sus ingresos en caso de tener varios pues de este modo las entidades realizarán un mejor análisis de su capacidad de pago y así usted ‘va a la fija’.

ALGUNAS OPCIONES

Bancolombia ofrece Crediágil, una línea de crédito rotativo, que puede ser solicitada por cualquier persona natural que devengue ingresos como empleado, pensionado o independiente superiores a un millón de pesos. Esta línea de financiación genera una cuota de administración de $14.600 mensuales y la tasa de interés establecida es de 1,5 por ciento mes vencido.

Sebastián Mora, director de Consumo y Vivienda de Bancolombia, indicó que el cupo puede ser utilizado en múltiples ocasiones, dependiendo de las necesidades financieras, y a medida que se van pagando las cuotas se libera capacidad del cupo para volver a utilizarlo.

“Esta línea de crédito permite que el cliente cubra sus diferentes necesidades financieras, incluyendo la consolidación de sus obligaciones, que en la mayoría de los casos le permitirá mejorar su flujo de caja. Una de las ventajas al contar con este tipo de créditos rotativos es que a medida que se cancelan las cuotas, se libera cupo para próximas utilizaciones”, explicó Mora.

Por su parte, el Banco de Occidente ofrece una línea de financiación permanente, bajo la modalidad de cupo rotativo, con períodos de crédito hasta de 36 meses y mensualmente se genera un cobro por cuota de manejo que oscila entre 10.000 y 19.175 pesos. La tasa de interés es de 2,147 por ciento mes vencido.

Uno de los ‘pro’ de esta opción es la posibilidad de rediferir el saldo de la deuda cuando se requiera para disminuir la cuota. Adicionalmente, ofrece la posibilidad de realizar pagos dirigidos a desembolsos específicos.

Lo atractivo de esta opción es el fácil acceso a desembolsos, pagos y consultas a través de los canales electrónicos como portal web, cajeros electrónicos y audiolíneas para que las personas satisfagan sus necesidades de efectivo en el momento que lo requiera.

Otra opción es Dinero Extra, la cual es ofrecida por AV Villas y funciona como un préstamo de dinero que se desembolsa en la cuenta corriente o de ahorros del titular. Incluso puede ser utilizado para hacer compras de cartera con otros bancos.

TENGA CUIDADO

Aunque la mayoría de las veces los clientes solicitan el producto, los bancos en algunas ocasiones aprueban estos cupos sin consultar a los titulares de la cuenta al agregar este producto al resto del portafolio.

David Aponte, socio fundador de Financial Lab y experto en planeación financiera, recomienda no utilizar los créditos rotativos para saldar otras cuentas: “pagar deudas con deudas no es conveniente, el ahorro siempre será una mejor opción”.

Si usted ve que es necesario endeudarse nuevamente porque su flujo de caja disminuye y la tasa de interés es mucho más baja que la de usura, el crédito rotativo es una opción. Pero tenga cuidado con el tipo de interés si se acerca a la de usura porque ‘lo comido sale por lo servido’.

“Para los que adquirieron esta línea de crédito lo recomendable es establecer un cronograma de pagos para cancelar la totalidad de la deuda en el menor plazo posible. Entre más tiempo pase pagando intereses sobre el capital, el préstamo será más costoso”, afirmó el consultor.

En este sentido es indispensable pensar en otras figuras como la refinanciación, la reparación de deudas o la compra de carteras antes de tomar la decisión de embarcarse en este tipo de crédito.

“El mayor atractivo que tiene esta modalidad es su facilidad y agilidad para obtener recursos una vez es aprobado el cupo, por lo tanto se convierte en dinero a la mano y fácil de usar, pero suele ser muy costoso. Por otra parte, el mayor riesgo es que los usuarios se acostumbren a usar el cupo de crédito y generen una percepción de tener más dinero del que realmente ganan”, agregó Aponte.

Al final del día, Financial Lab estima que el mejor recurso es organizar las finanzas personales por medio de una estructuración de los planes de pago con el flujo de sus ingresos y gastos mensuales.

Sebastián Rojas
sebroj@eltiempo.com
@jusebroj