Gracias a nuevos sistemas, fraude con tarjetas ha caído 10%

Credibanco anuncia inversión de cinco millones de dólares para enfrentar los delitos con el llamado dinero plástico.

POR:
agosto 03 de 2012 - 02:06 a.m.
2012-08-03

Pese a que el fraude contra la industria del llamado dinero plástico y sus usuarios se mantiene, a los delincuentes cada día les queda más difícil cometer sus fechorías, gracias a que hoy las tarjetas débito y crédito cuentan con elementos más sofisticados de seguridad.

Esto, en opinión del vicepresidente de comercios de Credibanco, Pedro Luis Villegas, ha permitido que en Colombia los delitos con tarjetas hayan disminuido 10 por ciento.

Sin comprometerse con una cifra específica, Villegas dijo que hoy, por cada 100 pesos facturados con tarjeta débito o crédito, 16 centavos resultan en una operación fraudulenta.

Esa proporción era el año pasado de 20 centavos por cada cien pesos transados, con lo cual se viene reduciendo el fenómeno.

Pese a esto, la lucha contra este flagelo continúa y, por eso, Credibanco anunció la implementación de una herramienta que les permite a los bancos, comercios y los propios usuarios la detección de operaciones fraudulentas mediante la generación de alertas cuando se sospecha que una transacción está siendo realizada por los delincuentes.

Esta sofisticada herramienta, en la que se invirtieron cinco millones de dólares, se ‘alimenta’ de los hábitos y comportamientos de los usuarios de las tarjetas, los cuales difícilmente cambian.

Por eso, según la gerente de Producto de Credibanco, Sandra Romero, cuando se produce una transacción inusual, ya sea porque el horario, la zona y el monto no corresponden al histórico de ese cliente, el sistema envía una alerta para que se compruebe si es el dueño de la tarjeta el que la está utilizando.

“En esos casos, se contacta al cliente vía telefónica, o mediante un mensaje de texto o correo electrónico, no importa que esté fuera del país. Lo importante es constatar que es el dueño del plástico el que realiza la operación.

De lo contrario, se bloquea el plástico y se da aviso a las autoridades”, explicó. Villegas dijo, además, que, dado que realizar fraudes con las tarjetas chip es muy difícil, los delincuentes están migrando a las operaciones que se hacen vía telefónica o por Internet.

Siga bajando para encontrar más contenido