Guía básica para invertir en acciones en Estados Unidos

Abra una cuenta en el exterior y desde 2.000 dólares ingrese a las bolsas del mundo, donde podrá competir con Warren Buffett y George Soros.

AFP

Bolsa de Nueva York

AFP

POR:
septiembre 14 de 2011 - 11:38 p.m.
2011-09-14

Cuando se piensa en inversiones en el extranjero resulta aconsejable hacer contacto con un bróker, que es el intermediario en las transacciones que se realizan en el exterior.

Para llegar a los mercados de EE. UU. hay que tener presente que existen diferentes mercados de valores:

Índice Dow Jones:es donde se transan las acciones de muchas compañías consideradas las más importantes del mundo en el panorama bursátil y de este mercado hacen parte los índices.

Nasdaq (Over the Counter Market):en este sitio también se compran y se venden acciones pero, a diferencia de los anteriores, las transacciones se realizan a través de una red de computadores; en este mercado predominan las acciones de carácter tecnológico, si se tiene en cuenta que allí cotizan gigantes como Microsoft, Apple y Google.

American Stock Exchange (Amex):se caracteriza por tener una dirección física donde se reúnen los corredores de bolsa para negociar el precio de las acciones.

Lo primero que se debe hacer cuando se van a realizar inversiones en el exterior es abrir una cuenta en una casa corredora de valores, pues ellos son los únicos reconocidos y autorizados por el gobierno estadounidense para comprar y vender acciones a su nombre. Los valores se pueden comprar por vía telefónica o Internet.

Las firmas encargadas de esta clase de negocios trabajan como bancos, es decir, que cuando usted abre su cuenta es similar a tener una cuenta en una entidad financiera, le entregan un número y una clave secreta que solo usted conoce y con la cual podrá realizar sus transacciones, revisar su balance y observar el desarrollo de su inversión.
Desde el mismo instante en que usted abre la cuenta, aunque no haya realizado ninguna inversión, su dinero empieza a ganar intereses en el ‘Money Market’; estos intereses son mayores de los que ganaría en una cuenta corriente o ahorros de un banco.
Todas las cuentas se encuentran protegidas por el Sipc (Security Investor Protection Corp.) que, en otras palabras, le garantiza no ser víctima de fraude por parte de estas firmas.
Es conveniente referenciar una casa corredora entre muchas que hay en Internet, incluso con referencia desde el sitio web oficial del New York Exchange Market (Nyse).
Si la opción escogida consiste en abrir su cuenta vía Internet, lo que tiene que hacer es remitirse a la dirección web presentada anteriormente, dar clic en ‘Open an account’ (abrir una cuenta) en donde encontrará un formulario de inscripción que después de firmarlo hay que enviarlo por fax o por correo a la dirección que corresponda.

Una vez procesada y aprobada la inscripción, se deben depositar los fondos deseados en la cuenta que le han aprobado para tal efecto.

Para abrir una cuenta con ellos necesita consignar un mínimo de 2.000 dólares, ya que si lo hace con una cantidad inferior, tendría que hacer un pago trimestral de 15 dólares para lograr la inversión mínima.

Abrir una cuenta con alguna de estas firmas le brinda los siguientes beneficios:

En algunas, las primeras 30 transacciones son gratuitas; otras cobran 10,99 dólares de comisión por comprar o vender cualquier cantidad de acciones, siempre que se haga a través de la Internet, ya que si se hace por teléfono costaría 14,99 dólares; ejecución de su orden garantizada en cinco segundos; herramientas técnicas muy útiles para hacer análisis.

El usuario además puede crear varias listas de acciones para seguir su comportamiento diario.

También hay acceso a los gráficos del movimiento de los precios de cada compañía desde que se hizo pública, lo cual constituye información necesario para tomar decisiones y llevar un control de su inversión.

Una firma que vale la pena analizar para realizar inversiones es www.etrade.com.

Generalmente el dinero que se emplea para estas transacciones es el dólar americano, a menos que se acuerde algo distinto con el broker, quien es el intermediario entre el inversionista y la bolsa.

Cuando desee vender acciones para recibir el dinero pertinente se acuerda con la firma que le sirve de intermediación que consigne en la cuenta que usted indique los resultados de la transacción. Para ello, es necesario descontar las comisiones establecidas por prestar el servicio.

Con estas sencillas recomendaciones, usted podrá entrar a las ‘grandes ligas’ del mercado bursátil más importante del mundo, pero no olvide que toda inversión requiere de mucha paciencia y una cierta tolerancia a la frustración y al miedo, cuando las curvas no marchan como uno desea.

Siga bajando para encontrar más contenido