El gusto del consumidor moverá el mundo de la moda

La tecnología influye cada vez más en el desarrollo de los sectores textil, confecciones y moda.

El gusto del consumidor moverá el mundo de la moda

Archivo Particular

El gusto del consumidor moverá el mundo de la moda

POR:
octubre 01 de 2013 - 11:16 p.m.
2013-10-01

El diseñador paisa Daniel Álvarez escaneó el cuerpo de tres modelos y sobre esas imágenes comenzó a diseñar en el computador unos accesorios (brazaletes, gafas) y un par de tops. Una vez los tuvo listos, tal cual como se los había imaginado, oprimió el botón de imprimir.

Lo que salió de la impresora no fue un dibujo plasmado en el papel sino las prendas listas para ser usadas. Esta era una impresora 3D y el material empleado fue resina y plástico. Esta fue una forma muy particular de confeccionar piezas sobre medidas ciento por ciento digital.

Estas piezas hicieron parte de su reciente colección ‘Botanicracia’, que mostró en julio pasado en Colombiamoda. Fue un experimento costoso, pero dejó ver lo que podría pasar en el mundo de la moda en los próximos años.

También refleja cómo la tecnología está influyendo cada vez más en el sector textil, las confecciones y la moda.

UN COMPRADOR CONECTADO

El desarrollo de telas inteligentes, el diseño por computador, la impresión digital, la globalización de la información a través de internet y las redes sociales están haciendo que las cosas cambien, tanto en la forma de producir como en la manera de consumir.

Precisamente, el consumidor se está convirtiendo en el centro de la moda en el mundo. Ya no es un comprador pasivo, al que las marcas y los diseñadores le ofrecen prendas y tendencias y él escoge entre la oferta.

No, ahora es una persona informada, que opina, que participa, que investiga, que impone tendencias y que le dice al productor qué es lo que quiere usar y cuándo.

“Todo el mundo está conectado contando algo: donde compré, que compré, que me gustó y que no me gustó, y así se mueve el consumo, sobre todo en un tema tan sensible como las prendas de vertir y la moda”, comenta Luz Adriana Naranjo, directora de competitividad empresarial de Inexmoda.

Así, las empresas tienen el reto de conocer a profundidad ese nuevo cliente, que es fiel por poco tiempo, pues tiene una amplitud de oferta para escoger.

Un cliente que cada vez es más sensible al tema ambiental de la sostenibilidad y del compromiso social (qué tanto contamina tal marca, cuánto pagan a la mano de obra). Un consumidor que se deja seducir si le dan más por menos, o que es capaz de pagar más si realmente le ofrecen una experiencia particular.

Así lo ven Naranjo y Arturo Tejada, director de la escuela de diseño que lleva su nombre.

LA TIENDA EN INTERNET

“Las empresas y marcas tienen que ser muy eficientes en cómo satisfacer las necesidades e inquietudes del cliente”, comenta Naranjo.

Además de socializar, Internet se está convirtiendo en un canal de venta en franco crecimiento.

“Hay marcas internacionales que abrieron ventas digitales y no tienen un punto de venta físico. Las nuevas generaciones quieren marcas on line”, agrega Naranjo.

Y en este punto incide el hecho de que encuentre una oferta adecuada a su gusto y necesidades.

Esta facilidad de compra se une a otro factor que indica que este sector está llamado a ampliarse: el creciente número de consumidores con poder adquisitivo en economías emergentes, comenta Tejada.

Y Naranjo añade cifras para demostrarlo: “La clase media creció del 15 al 28 por ciento, y su poder adquisitivo también. El colombiano esta aumentado la frecuencia de compra, para un aumento de 66 por ciento entre el 2006 y el 2012; está comprando más como sucede en el resto del mundo.

La gente antes compraba 6,32 prendas por mes, ahora son 9,23, en parte, gracias a los precios baratos con oferta de moda”.

LAS FIBRAS INTELIGENTES MARCARÁN LA TENDENCIA

El tema ambiental y la tecnología están presionando a la industria textil y de la confección para que el proceso de elaboración de las mismas sea menos contaminante y reduzca el empleo de materias primas naturales que puedan atentar contra los escasos recursos naturales.

Por eso, el desarrollo de las telas inteligentes seguirá en auge, buscando nuevas opciones que permitan hacer prendas cada vez más funcionales. Esta tendencia es cada vez más evidente en las líneas de ropa activa (para hacer deporte) y trajes de baño, con telas inteligentes que van de la mano de otra tendencia: la de vivir de manera más saludable.

“En este campo es donde más innovaciones se están viendo y se verán. Las personas que hacen deporte quiere más confort y se cuidan más”, comenta Camilo Montoya, gerente general de Invista Latinoamérica. De ahí el desarrollo de fibras que ayuden a la protección solar, que absorban el sudor, que mantengan la temperatura corporal, que nutran la piel, que hagan algo más por la persona que simplemente vestirla.

Siga bajando para encontrar más contenido