Palabras clave aumenta probabilidades de ser contratado

Hablar de lealtad y honestidad ayuda a incrementar en un 14 por ciento las opciones de contratación.

El uso de gestos corporales como sonreír, mirar a los ojos y una buena postura ayudará a causar una buena impresión.

Shutterstock

El uso de gestos corporales como sonreír, mirar a los ojos y una buena postura ayudará a causar una buena impresión.

Ahorro
POR:
septiembre 13 de 2014 - 01:09 a.m.
2014-09-13

A la hora de buscar empleo o conseguir un ascenso es importante saber expresarse, interactuar y resaltar las cualidades.

Según un informe de elempleo.com, especialistas aseguran que existen palabras clave que activan el sistema de recompensa del cerebro cuando son leídas en el currículo o escuchadas en la entrevista.

Diana Rivera, consultora internacional de comunicaciones de Ketchum Comunicaciones, resalta que “el uso de este tipo de palabras tiene un impacto en los entrevistadores y la empresa. Da alternativas para indagar más al candidato y muestra una persona que es segura de sí misma”.

De esta forma, para quienes hacen uso de esas palabras o acciones, las probabilidades de ser contratado aumentan en un 14 por ciento.

Igualmente, hay que tener en cuenta que las compañías no solo se fijan en las capacidades profesionales, sino también en el aspecto personal; de ahí, la importancia de que el aspirante enfoque sus destrezas y proyecciones en estos tópicos.

QUÉ DECIR Y QUÉ HACER

El entrevistado debe resaltar los valores que lo caracterizan de forma positiva (honestidad, compromiso, proactividad, lealtad, liderazgo y creatividad, entre otros).

Así mismo, las empresas buscan personas que se adapten a los cambios y trabajen en equipo y bajo presión.

También se recomienda no olvidar mencionar el nivel de conocimiento, los estudios realizados, la experiencia laboral, las competencias que tiene para desempeñar el cargo y si maneja otro idioma.

El informe de elempleo.com también señala que durante la entrevista hay que argumentar las respuestas y tener coherencia en el discurso. “La información utilizada debe decir la verdad”, agrega Rivera.

Y, claro, se deben evitar posturas o gestos que le resten credibilidad o interés: por ejemplo, cruzar los brazos, jugar con objetos o mover las piernas.

Finalmente, hay que reiterar que la primera impresión es clave y esto obliga usar gestos amables, sonreír y mirar a los ojos.