Que no lo perjudiquen con sus propios datos | Ahorro | Mis finanzas | Portafolio

Que no lo perjudiquen con sus propios datos

Los datos personales son propiedad de cada cual, y quienes los reciben no pueden usarlos como quieran.

Que no lo perjudiquen con sus propios datos

Archivo Portafolio.co

Que no lo perjudiquen con sus propios datos

POR:
julio 06 de 2013 - 02:42 a.m.
2013-07-06

Ahora que las empresas trabajan incansablemente por conocer de sus clientes los más mínimos detalles para satisfacer sus expectativas, no es raro que su información personal esté en más de una base de datos. De ahí la importancia de que existan herramientas que les permitan a los colombianos hacer valer sus derechos para evitar que circule información no autorizada, desactualizada o errada.

El manejo de esta información, las obligaciones de quienes la administran y los derechos de quienes suministran los datos están en la Ley 1581 del 2012, de hábeas data. La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) diseñó una guía.

En primer lugar, esta norma debe ser atendida por todas las personas naturales o jurídicas, de naturaleza pública o privada, que administren bases de datos que contengan datos personales, como las EPS, los centros de llamadas, las empresas de mercadeo y las redes sociales.

Se considera que en este escenario el titular es la persona natural cuya información es almacenada en las bases.

Además, quienes estén dispuestos a realizar tratamiento de los datos personales deben contar con una autorización previa, expresa e informada de los titulares, con excepciones legales.

El concepto de hacer tratamiento de datos personales se refiere a cualquier operación realizada sobre estos, como su recolección, almacenamiento, uso, circulación o supresión.

Quien es dueño de la información tiene unos derechos que deben ser respetados. Debe tener la posibilidad de conocerla, actualizarla y rectificarla, puede solicitar prueba de la autorización otorgada para su tratamiento y debe ser informado sobre su uso.

La ley deja claro que cualquier persona tiene la posibilidad de revocar la autorización dada a una entidad pública o privada o solicitar la supresión de sus datos a menos que tenga un deber legal de permanecer en la base, o que el tratamiento sea necesario para cumplir un contrato.

La SIC es la entidad que vigila el cumplimiento de las normas de hábeas data, exceptuando las que tienen que ver con reportes a centrales de riesgo por entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera.

La Ley 1581 del 2012 protege en forma especial los datos “sensibles”, como los relacionados con el credo, partido político, raza y salud, así como los de niños, niñas y adolescentes.

Si se presenta un incumplimiento de la ley, la SIC podrá imponer multas de hasta 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir 1.179 millones de pesos; ordenar la suspensión de actividades o el cierre temporal o definitivo de las operaciones relacionadas con los datos.

EN CASO DE RECLAMOS

Para una consulta o reclamo, una persona tiene que dirigirse primero a la entidad pública o privada que almacena sus datos o que pudo vulnerar su derecho. Si es una consulta, la entidad tiene hasta diez días hábiles para responder. Si es un reclamo, hasta 15 días hábiles. Si la consulta o reclamo no es atendido en el término señalado o el titular no está de acuerdo con la respuesta, puede presentar su queja ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

Siga bajando para encontrar más contenido